El Océano de la Información
 
  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

 

Estas en CONOCIENDO MÉXICO: AGUASCALIENTES

   

DESTINOS:
Artesanias >>>

Fiestas, Danzas, Tradiciones y Música >>>

 

 

Información General

El Estado de Aguascalientes se ubica en el centro del país. No tiene salida al mar y colinda al norte con el Estado de Zacatecas y al sur con el Estado de Jalisco.
El estado se caracteriza por su intensa actividad industrial, ganadera y comercial.

Aguascalientes cuenta con importantes vías de comunicación que enlazan al estado con las zonas económicas más importantes del país. Importantes empresas nacionales e internacionales tienen presencia en el estado. También destaca la nacional feria de San Marcos, que se celebra anualmente desde la segunda semana de abril, hasta la primera semana de mayo.

 

 

Fuente: Aguascalientes.gob.mx

HISTORIA

 

       

Reseña histórica

 

Aguascalientes, como la mayor parte de las ciudades de México y del mundo, es resultado de ciertas condiciones geográficas e históricas que propiciaron su fundación y posterior desarrollo. En nuestra región, que antes de la conquista española era ocupada por diversas tribus nómadas y belicosas de origen chichimeca, tanto la red caminera como los presidios fueron elementos esenciales para penetrar el territorio y efectuar el trasiego de sus incipientes riquezas.

Por esta región pasaba la ruta de la plata, proveniente de las minas de Zacatecas, con rumbo a la capital de la Nueva España; se consideró apropiado establecer aquí un puesto militar como medida de protección y de resguardo, así como para suministro de provisiones. Región que rebasa por todas partes los estrechos límites que marca su circunscripción política, Aguascalientes se halla situado en la meseta central equidistante de nuestros dos mares, un poco al norte del fertilísimo Bajío y un poco al sur de los páramos desérticos norteños.

Con el tiempo, en los alrededores se fueron asentando prestadores de servicios, agricultores y comerciantes, conformando pequeñas poblaciones. Así, el 22 de octubre de 1575, se funda la antigua Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, que debe su nombre a la abundancia de aguas termales en la zona. Por otra parte, las horas despaciosas permitieron que nuestras lejanas abuelas apresaran en sus manos delicadas las preciosidades del deshilado, los bordados y encajerías que las naves españolas trajeron a estas tierras desde Flandes o Sicilia.

Cuando la industria irrumpió con sus producciones masivas, aquella maestría familiar heredada se convirtió en el gran centro textil y de la confección que hoy nos da renombre. Durante la Colonia, Aguascalientes formó parte del reino de la Nueva Galicia, cuya audiencia y gubernatura tenían asiento en Guadalajara. Después de la Independencia pasó a ser un partido del estado de Zacatecas y el 23 de mayo de 1835 logró su separación para constituirse en estado libre y soberano. Una leyenda, hoy totalmente desacreditada, relaciona esta conquista política al supuesto beso que la Señora García Rojas dio a Santa Anna durante una recepción ofrecida en su honor a su paso por esta ciudad cuando se dirigía a Zacatecas para someter al gobernador García Salinas.

La verdad es que Santa Anna, no contento con derrotar al Tata Panchito, quien se opuso al centralismo, le propinó el castigo adicional de la separación de Aguascalientes, dando de pasada obsequio a los viejos anhelos independentistas de la población. La irrupción del siglo XX que comenzaba para Aguascalientes bajo los auspicios de un crecimiento propiciado por el auge de los talleres ferroviarios, la Fundición Central, la instalación de diversas fábricas de harinas y almidón, textiles y otros, trae consigo los primeros movimientos obreristas y los claros signos antirreleccionistas que culminaron con el estallido revolucionario de 1910.

La Convención Revolucionaria que se llevó a cabo aquí en 1914, es prueba de que durante las luchas de facciones se eligió a nuestra ciudad no solamente por su situación geográfica equidistante de todas las plazas en conflicto sino por considerar que de acuerdo con una larga tradición latente en nuestro pueblo, Aguascalientes representaba en el concierto nacional la imagen viva de la concordia, de la hospitalidad y de la paz.

La guerra cristera que comenzó en 1926 incendió estados y regiones cercanas y empujó hacia Aguascalientes una inmigración que a la postre le ha significado un enriquecimiento; aquel núcleo poblacional que huyendo de la guerra se asentó en nuestro estado, constituyó el germen de lo que sería la segunda cuenca lechera del país y un gran centro distribuidor de ganado; por otra parte, el éxodo de tantas gentes de los Altos de Jalisco principalmente, reforzó los elementos torales de la cultura local.

Los primeros colonos que se asentaron aquí en la segunda mitad del siglo XVI fundaron huertos frutales que todavía hace pocos años seguían regalando con sus deliciosas manzanas a los paladares de propios y extraños, y aunque el avance implacable de la urbanización fue tragándose poco a poco estos huertos, la vocación fruticultora de Aguascalientes se fue extendiendo por toda la región. Este amor a la tierra ha sido transmitido de generación en generación.

Prueba de esto es el hecho de que hoy somos los primeros productores nacionales de guayaba, importantes exportadores de verduras congeladas y fuertes cosecheros de durazno. Hoy nos unen con los cuatro vientos magníficas autopistas y una red profusa de caminos vecinales, y contamos también con un aeropuerto capaz de recibir toda clase de aviones; seguimos siendo, pese a los cambios vividos en este sector, un importante centro ferrocarrilero. Es importante mencionar que el lema del escudo de Aguascalientes reza así: "Agua clara, claro cielo, buena tierra y gente buena", lo cual describe con gran precisión, mucho de lo que hoy es este pujante estado.

 
 

 

 

 

 

Fundación de Agusacalientes

 

La odisea de los primeros habitantes de la villa
Por: Ilse Díaz Márquez
Al celebrar en el mes de octubre el aniversario de la fundación de nuestra ciudad, pocas veces nos detenemos a pensar en las enormes dificultades que los primeros habitantes debieron superar para que la villa, en un principio pobre y pequeña, llegara a prosperar. He aquí una breve historia de aquellos primeros años.

Tras la llegada de Cortés y la caída de Tenochtitlán en 1521, la conquista llevó a muchos españoles aventureros a avanzar hacia el norte en busca de fortuna.

Estas tierras, además de ser más áridas que las que habían encontrado en Veracruz y en el Valle de México, estaban habitadas por indígenas que en su mayoría eran nómadas y que pronto se convirtieron en el terror de los todavía mal trazados caminos que conectaban a la Nueva España con esta otra parte del territorio, al cual se le dio el nombre de la Nueva Galicia.

La audiencia de la Nueva Galicia –institución encargada del gobierno y la administración de los nuevos territorios— se asentó en Guadalajara, al tiempo que se descubrían yacimientos de plata en el cerro de la Bufa, donde no tardarían en aparecer las minas de Zacatecas. Estas minas llegaron a ser el motor económico de la Nueva Galicia y su explotación hizo necesario abrir caminos no solamente entre Guadalajara y Zacatecas, sino también entre las minas y la ciudad de México, Querétaro y Michoacán, a donde se llevaba buena parte de la plata extraída.

Desde el principio los caminos fueron asaltados por grupos de chichimecas (que así se les llamaba a los indios de la frontera norte de la Nueva España) y debido a la constancia de los ataques, comenzó una guerra que se extendió durante toda la segunda mitad del siglo XVI. Por esta razón los españoles establecieron villas a lo largo de los caminos. Éstas eran a la vez puestos fortificados y lugares de descanso para los viajeros. De esta manera nació Santa María de los Lagos en 1563 y algunos años más tarde salieron de allí los colonos que fundarían la ciudad de Aguascalientes.


Estos pobladores eran gente de origen más bien humilde, que salieron de la villa de Lagos debido a los abusos de las autoridades locales y también por el deseo que tenían de obtener nuevas mercedes de tierra.

Hoy festejamos el día de fundación de la ciudad el 22 de octubre, pues esta es la fecha en que Jerónimo de Orozco, presidente de la audiencia de la Nueva Galicia, firmó la cédula o acta en que se permitía, por gracia del rey Felipe II, el establecimiento de una villa en dicho territorio. Sin embargo, se sabe que el sitio ya estaba poblado desde antes de la petición que el español Juan de Montoro hizo para que se le permitiera fundar allí una villa.
Algo muy curioso es que el nombre original que se le dio al nuevo poblado fue el de “Villa de la Ascensión”. Tal parece que pronto se confundió y se olvidó, ya que se hizo popular el culto a la virgen de la Asunción, sobre todo cuando en 1602 el obispo Alonso de la Mota y Escobar, de viaje por la Nueva Galicia, otorgó a la pequeña villa el rango de parroquia y la virgen se convierte en patrona del lugar.
Pero antes de que esto sucediera, los primeros habitantes de la villa tendrían que pasar por una serie de problemas y por tiempos tan malos, que por poco y el poblado desaparece y nos deja sin Aguascalientes natal. Así, a los ataques chichimecas se agregaron las epidemias y la pobreza, que hicieron estragos en la población, a tal grado que la villa quedó casi abandonada. Para 1584 solamente había dieciséis soldados, un caudillo y dos vecinos, en un sitio que más que poblado era un simple puesto militar fortificado. Ni siquiera la agricultura había progresado, pues los primero colonos, que consideraban que debían obtener fortuna de una forma más interesante que trabajando como simples campesinos, no se habían interesado en cultivar la tierra.
El final del siglo XVI y el principio del XVII, trajeron, a pesar de todo esto, mejores tiempos para la villa. En primer lugar terminó la guerra chichimeca, lo cual contribuyó a la pacificación de la región, aunque dejó como resultado un terrible exterminio de indígenas. También hay que tomar en cuenta la presencia en la villa de Aguascalientes del licenciado Gaspar de la Fuente, quien en octubre de 1609 dictó una serie de medidas destinadas a mejorar la traza urbana y la forma en que se construían los edificios públicos y privados. Además, para ese momento Aguascalientes se había transformado en cabecera de alcaldía mayor, lo que le otorgó a la villa una mayor importancia política. Así, los primeros y mayores obstáculos del joven pueblo parecían superados.


En 1620 era claro que la semilla hispana había sido bien plantada en el territorio, gracias a lo cual durante todo el siglo XVII la villa se desarrollaría de forma lenta pero constante: crecerían las huertas, se construirían las primeras iglesias, aumentaría la población y se activarían la agricultura y el comercio.

Como punto intermedio en el camino de Zacatecas a Guadalajara, la villa de Aguascalientes jugó un importante papel en la vida económica de la Nueva Galicia durante toda la época colonial. Hoy, todos los hidrocálidos estamos ligados de alguna manera a esos primeros años de historia y a esos primeros pobladores españoles, indígenas, mulatos y mestizos, que se atrevieron a adentrarse en tierras despobladas y fundar, con algo de espíritu aventurero y otro tanto de deseo de riqueza, una pequeña villa cerca de unos manantiales de agua caliente.

Fuente:
GÓMEZ SERRANO, Jesús. La guerra chichimeca, la fundación de Aguascalientes y el exterminio de la población aborigen (1584-1620). Un ensayo de reinterpretación. Jalisco, Colegio de Jalisco y Ayuntamiento de Aguascalientes, 2001, 129 pp.

La convención Revolucionaria de Aguascalientes

 Luciano Ramírez Hurtado
Departamento de Historia, U.A.A.
Aguascalientes fue escogida en octubre de 1914 como sede para la realización de la Convención Revolucionaria, con el claro propósito de tratar de evitar la escisión entre las facciones, decidir quién gobernaría el país y en qué forma, así como acordar la elaboración de un programa de gobierno.

La Convención fue ante todo un intento de negociación política entre las facciones revolucionarias, una disputa por el poder, un tratar de imponer su hegemonía, una lucha por el Estado. Fue el escenario institucional en donde midieron sus respectivas fuerzas políticas e ideológicas las principales corrientes revolucionarias en pugna que habían conformado la coalición antihuertista.

 1 La Convención fue una asamblea nacional de discusión que precedió al enfrentamiento militar interrevolucionario. Acudieron a ella las distintas facciones con el objeto de presentarse, identificarse, reconocerse y ponerse a prueba. En ese encuentro también hubo desencuentros; más que confluencia hubo confrontación de posiciones, vertientes y proyectos políticos así como enfrentamiento de tendencias ideológicas. Estoy de acuerdo con Enrique Florescano, quien afirma que en 1914 las diversas fuerzas políticas que se habían desarrollado en escenarios apartados, se reconocieron en la Convención de Aguascalientes, se confrontaron los jefes y representantes de los principales grupos revolucionarios del país que animados por pulsiones diversas pusieron a discusión sus personalidades, ideas y programas.

 2 Por otro lado, la Convención fue el terreno institucional en el que cada una de las corrientes buscó fortalecer su proyecto revolucionario al mismo tiempo que procuró debilitar los de las otras facciones y así tratar de avanzar en sus respectivos planes de hegemonía. La Soberana Convención Revolucionaria de Aguas-calientes parecía ser el germen de un Estado nacional, había que hacerse presentes, ganar espacios políticos e imponer supremacía. En esa lucha por el Estado, los tres principales gobiernos en desarrollo: el constitucionalista, el villista y el zapatista. [PARA poder ser nacionales y soberanos tenían que imponerse como uno sólo, triunfador sobre los demás]

 3 La Convención debe entenderse como una fase de este proceso. Si admitimos que la Convención fue un encuentro interregional de los distintos grupos revolucionarios, entonces teóricamente se dio la posibilidad real de que cada uno de ellos renunciara a sus propias peculiaridades y exigencias, hiciera a un lado sus divergencias más superficiales y pusieran el acento en las coincidencias fundamentales para incorporar en un sólo proyecto nacional lo mejor de cada uno de ellos. La cuestión se complicó al haber también pugna, desconfianza, envidia y deseos de ambición política entre los miembros de un mismo grupo, lo cual se manifestó como una falta de homogeneidad y uniformidad de criterios y la presencia de fuertes discrepancias ocasionales al interno de cada facción.

 4 Lo cierto es que predominó el espíritu corporativo y las filias y fobias de carácter personalista. Ninguno de los grupos regionales estuvo dispuesto a conceder terreno, a renunciar en sus prerrogativas, hasta que uno de ellos logró influir sobre los sectores más vacilantes de los ejércitos, obtuvo victorias en el campo de batalla e impuso su hegemonía y proyecto nacional sobre los otros.

En un período confuso y de indefinición política, la Convención debe entenderse como un fenómeno histórico muy complejo cuya realidad estuvo sujeta a modificaciones significativas. Como cuerpo político deliberante pasó por varias etapas en las que experimentó una serie de transformaciones importantes, siendo cada una de ellas una respuesta específica a las distintas situaciones generadas a partir de la cambiante realidad política y militar del país. La aparente coexistencia pacífica y buen entendimiento entre las facciones en un primer momento, muy pronto se convirtió en mutua incomprensión, autoexclusión por conveniencia, franco desplazamiento, intolerancia, defección y desde luego, predominio de un proyecto revolucionario sobre los de las otras facciones.

Mientras el centro político de gravedad estuvo focalizado en los debates parlamentarios, la Convención fue el organismo de gobierno más legítimo, autorizado y representativo emanado de la Revolución. Los propósitos de ese foro de discusión fueron múltiples: tratar de evitar la escisión revolucionaria, acordar cambios drásticos en la dirección política del país, discutir los problemas socio-económicos y políticos más importantes que aquejaban a la nación y proponer nuevas orientaciones y soluciones diseñando un nuevo proyecto de país, y como parte fundamental de ello, construir el nuevo Estado nacional emanado de la revolución en cuanto a régimen político y forma de gobierno se refiere.

 5 La Convención, por último, fue también un laboratorio, un campo de experimentación cuyos resultados prácticos inmediatos fueron un rotundo y fascinante fracaso para su causa. Sin embargo, la riqueza de los debates, la identificación y clarificación de los problemas del país y la expedición del documento Programa de Reformas Político-sociales de la Revolución fueron un triunfo teórico en materia de ideas, algunas de las cuáles quedaron plasmadas en la Constitución de 1917, mismas que fueron materializadas años después.

 6 Respecto a las ideas que formaron parte del Programa de Reformas Político-sociales de la Revolución, autores como Florencio Barrera Fuentes, Robert Quirk, Eugenia Meyer y Hans Werner Tobler entre otros, sostienen que algunas de ellas, las más radicales, quedaron plasmadas en distintos artículos de la Constitución de 1917. Por ejemplo, Eugenia Meyer asienta que «Las ideas y los ideales de la Convención [contenidos en el Programa de Reformas Político-sociales de la Revolución] se dieron a conocer de muchas formas...», las cuales son un cúmulo de «ideas de extraordinaria riqueza doctrinal, que tanto influyó en el Constituyente de 1916 y que éste no pudo superar».

 7 Por su parte, Robert Quirk concluye que los ideales de reforma social por los que lucharon el villismo y el zapatismo, esto es, los anhelos y aspiraciones de la Convención, «en 1916 y 1917, en Querétaro... se reflejaron en las estipulaciones radicales de la nueva Constitución. Y durante los veinticinco años siguientes, las reformas agrarias del zapatismo fueron la base de los programas de gobierno para la reconstrucción rural».

 8 Felipe Arturo Ávila afirma que el Programa de Gobierno de la Convención es básicamente el proyecto revolucionario zapatista, con ligeras modificaciones derivadas de la presencia de los delegados de la División del Norte. Dicho programa de gobierno contiene, predominantemente, las propuestas ideológicas y políticas más avanzadas y sólidas del zapatismo, quienes impusieron su hegemonía a los norteños en los debates de la Soberana Convención Revolucionaria, así como la incrustación de algunas concepciones de tinte conservador que los villistas lograron que se aprobara ante el predominio abrumador de los sureños. En conjunto, se trata del cuerpo más avanzado y completo de principios, postulados y medidas sobre los principales problemas del país, asienta Ávila Espinosa, en comparación de cuantos se elaboraron en el transcurso de la revolución, incluyendo la propia Constitución.

 9 Florencio Barrera Fuentes afirma, sin aportar pruebas, que al Congreso Constituyente de Querétaro «concurrieron muchos revolucionarios que hicieron su aprendizaje parlamentario en la Convención».

10 En realidad no ocurrió tal cosa, pues si bien asistió algún carrancista que estuvo en la primigenia etapa de la Convención, lo cierto es que a dicho Congreso no fueron invitados villistas, zapatistas y exhuertistas. No por ello, nos dice Werner Tobler, se puede «negar la influencia indirecta de villistas y zapatistas sobre el transcurso del Congreso. Especialmente las demandas agrarias defendidas con gran tenacidad por los zapatistas establecieron este problema en la conciencia política general a tal grado que influyeron persistentemente en las discusiones en torno al artículo 27, si bien de manera indirecta».

11 En el Programa de Reformas Político-Sociales de la Revolución podemos encontrar, nos dice Arnaldo Córdova, una concepción rural tanto del Estado como de la sociedad.

12 Esta visión rural de la vida es reflejo del espectro social de quienes integraban mayoritarios la Convención al momento de discutirse y aprobarse el Programa de gobierno, esto es, los campesinos del Ejército Libertador del Sur. Sin embargo, tanto en la facción zapatista como en la villista había delegados que se habían formado y desarrollado en las ciudades, logrando imprimir su sello de carácter más urbano en algunos artículos, particularmente en lo que a la cuestión obrera se refiere.

Inicio

CLIMA        

DE CLICK EN LA IMAGEN PARA AGRANDAR (CLICK IN THE IMAGE TO ENLARGE)

Cortesia de INEGI

En términos generales, el clima en el estado de Aguascalientes es de carácter semiseco, con una temperatura media anual de 17.4°C y una precipitación pluvial media de 526 mm. El periodo de lluvias corresponde al verano; en las otras estaciones del año las lluvias que se registran son de baja intensidad. Existe una región en el suroeste, enclavada en una gran parte de la Sierra El Laurel, municipio de Calvillo, que presenta un clima templado y que por tener una reducida extensión no es digna de considerarse.

Clima semiseco

Se le denomina también seco estepario, se caracteriza porque en él la evaporación excede a la precipitación, y está asociado principalmente a comunidades vegetativas del tipo de matorral desértico y vegetación xerófila. Se localiza en casi todo el estado cubriendo aproximadamente el 86.30% de la superficie. La lluvia media anual oscila entre los 500 y los 600 mm y la temperatura media anual es superior a los 18°C. La máxima ocurrencia de lluvias oscila entre los 110 y 120 mm, registrándose en el mes de junio. La mínima se presenta en el mes de marzo con un rango menor de 5 mm. El régimen térmico más cálido se registra en mayo con una temperatura entre los 22 y los 23°C, siendo el mes más frío enero con una temperatura de 13 a 14°C.

Heladas

En los climas semisecos la frecuencia de heladas es de 10 a 80 días al año, siendo el rango de 20 a 40 días el que se presenta con mayor incidencia dentro de la entidad, y que corresponde al periodo que va de noviembre a febrero.

Granizadas

Aproximadamente un 80% del estado presenta una frecuencia de granizadas en un rango de 0 a 2 días anuales en los climas semiseco y templado. El 18% de la entidad tiene una frecuencia de heladas de 2 a 4 días al año. En el 2% restante el fenómeno es inapreciable. Las granizadas no guardan un patrón de comportamiento bien definido, aunque están asociadas con periodos de precipitación. Su máxima incidencia se presenta en los meses de julio y agosto.

 

Destino: Aguascalientes

Es un municipio que aún conserva vestigios de su historia de más de cuatrocientos años, por lo que es considerado como tesoro colonial, ya que ofrece al visitante un conjunto armónico conformado por lo antiguo y lo moderno.
Los primeros pobladores de este territorio fueron los chichimecas, que en su mayoría eran tribus nómadas salvajes, las cuales estaban formadas por grupos de distintos nombres: caxcanes, cuachichiles, tzacatecanos y tecuexes. El origen de la población sedentaria se remonta a la aparición de las huertas cuyas casas grandes permitieron el desarrollo de los barrios más antiguos de la ciudad: Triana, San Marcos, Guadalupe y la Estación.

El nombre de Aguascalientes se debe a la abundancia de aguas termales existentes en la zona. El 22 de octubre de 1575 fue fundada la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, como resultado de la necesidad de proteger y dar asilo a aquellos que recorrían la llamada Ruta de La Plata, la cual comprendía el camino entre Zacatecas y la ciudad de México.
Aguascalientes fue nombrado como Estado Libre y soberano en la promulgación de la Constitución de 1857.
Dentro de sus atractivos principales destacan el Palacio de Gobierno, el cual luce en su interior cuatro murales del maestro chileno Osvaldo Barra; la Catedral Basílica de estilo barroco - salomónico y la Casa de la Cultura, de estilo colonial.

La festividad religiosa más importante de Aguascalientes es sin duda la Romería de la Asunción; se celebra en el mes de agosto y se efectúa con la finalidad de rendirle culto a la Virgen de la Asunción, patrona de la entidad.
El céntrico Museo de Aguascalientes alberga obras de destacados artistas como Saturnino Herrán, Jesús F. Contreras y Gabriel Fernández Ledezma.
El museo José Guadalupe Posada, en el tradicional Barrio de Triana, exhibe muestras de la vasta obra de este insigne grabador mundialmente famoso por su obra La Catrina.
En el templo del Encino se venera al Cristo Negro, con el inexplicable hecho del crecimiento de su brazo izquierdo. Dentro del templo encontramos muros decorados con óleos monumentales, los cuales representan el Vía Crucis.
Puede visitar además el conjunto Expoplaza, la Plaza Monumental de Toros, misma que es considerada la más hermosa de América Latina; el Parque Héroes Mexicanos, el Teatro de Aguascalientes, el Museo Interactivo de Ciencia y Tecnología Descubre, el cual cuenta con la pantalla más grande en su género en el país (Omnimax), entre otros.

La Feria Nacional de San Marcos es reconocida como la más importante en el país, y se celebra durante la segunda quincena de abril y la primera semana de mayo. En ella se puede disfrutar de peleas de gallos, corridas de toros, charreadas, exposiciones ganaderas, industriales y comerciales, así como eventos culturales y otras actividades.
Además, el ya famoso Festival de las Calaveras se lleva a cabo durante la primera semana del mes de noviembre, y entre sus eventos importantes encontramos concursos de altares de muertos, diversas muestras artísticas y culturales, eventos deportivos como por ejemplo puede disfrutar de la pesca y hermosos campos de golf .

El Llano >>>
Rincón de Romos >>>
Tepezalá >>>
Museos y Galerías    
Inicio
Destino: Asientos

Ubicado en la parte noreste del estado se localiza este municipio, aproximadamente a 61 kilómetros de la ciudad de Aguascalientes. Hacia el noroeste se contempla la impresionante cordillera montañosa de la Sierra de Asientos.El pico más alto es el cerro Altamira, con 2,600 metros sobre el nivel del mar. Asientos fue fundado por los señores Francisco Ibarra, Don Benito Gaspar de Larrañaga y Juan Ignacio de Larrañaga Saucedo. En el año de 1548 un grupo de gambusinos se congregaron en terrenos pertenecientes a la hoy extinguida Hacienda de Nuestra Señora del Cerro. Esta congregación dio origen a la formación de Real de Minas, conocido primordialmente con el nombre de Nuestra Señora de la Merced, pasado el tiempo tomó el nombre de Nuestra Señora de Belén de los Asientos de Ibarra, de ahí su actual nombre.

Entre sus principales edificaciones destacan la parroquia principal, la Casa Larrañaga, el Santuario de Guadalupe y la Casa del Minero, en donde todavía se puede apreciar el trabajo de cantera y de herrería en las puertas y ventanas.
Mención aparte merecen el templo y el exconvento del Señor del Tepozán, el cual fue construido a fines del siglo XVIII. Dentro del templo se puede admirar la valiosa colección de retablos que presentan el Vía Crucis, obra indiscutible del artista Miguel Cabrera. Las instalaciones del exconvento son enigmáticas y misteriosas. Es un edificio de varios pisos, con desniveles, estrechos pasillos, angostas puertas y reducidas celdas.

Villa Juárez es una pequeña población en la que su plaza principal es el centro natural de convivencia para propios y extraños. Un kilómetro antes de llegar a Villa Juárez se localiza el centro recreativo El Llavero y el balneario El Barzón.
En esta hermosa ciudad le ofrece eventos en toda epoca del año. En enero se celebra la tradicional fiesta de la Patrona de la Parroquia. En julio se celebra el Día del Minero, junto con la fiesta dedicada al Señor del Tepozán.

Inicio

Destino: El Llano

El municipio de El Llano se localiza a 39 kilómetros al oriente de la ciudad, y se divide aproximadamente en 125 comunidades. El origen del nombre de El Llano se debe a su estructura y características geográficas que asemejan a un valle.Es la única región en Aguascalientes donde existe un llano. Fue declarado oficialmente como municipio el 30 de enero de 1992.
Actualmente Palo Alto, su cabecera principal, se encuentra sobre la antigua construcción de una hacienda, la cual perteneció como muchas otras, a la familia Rincón Gallardo. El casco de la hacienda es de dos plantas; el sistema constructivo es a base de adobe y piedra con enmarcamientos de cantera en puertas y ventanas.

La pequeña iglesia que se encuentra enfrente de la casa grande es de estilo neoclásico, y dentro de ésta se encuentran sepultados, en tumbas de granito blanco, los restos de Rodrigo Rincón Gallardo, hacendado y exgobernador de Aguascalientes, junto con su esposa e hijos.
En este municipio se sitúan Los Conos, que son un conjunto de silos que sirvieron, durante la época de esplendor de la hacienda, como estructuras para almacenar lo que se cosechaba en los campos de la región

Inicio

Destino: Pabellón de Arteaga

Se localiza en el centro norte del estado. Pabellón de Arteaga se erige como municipio en 1929, a consecuencia del establecimiento de un campamento para la construcción de la presa Plutarco Elías Calles, lugar donde llegaba el ferrocarril con material y maquinaria.
El 6 de mayo de 1977, lo que fue una gran colonia organizada, se eleva a categoría de municipio, dándosele el nombre de Villa General José de la Peña María Arteaga.
Aquí puede conocer la plaza principal, el templo parroquial de Guadalupe; de arquitectura modernista cuya construcción data de 1946 y en donde es interesante apreciar el cuadro de la imagen de la Virgen de Guadalupe pintada por José de Alcíbar.
En el centro del municipio se encuentra la plaza principal y el Palacio Municipal.
Para los niños, Pabellón de Arteaga cuenta con el Parque Infantil José María Morelos, situado a un costado del templo Parroquial de Guadalupe.

También encontramos la estación de ferrocarril, el vivero forestal, y la vinícola Dinastía, la cual se ubica en el casco de la exhacienda de San Luis de Letras. Además, existen otras haciendas de renombre como Garabato y Santiago, ambas datan del año 1797.
El 14 de mayo se celebra el aniversario de la fundación de Pabellón de Arteaga, pero su principal fiesta se realiza el 20 de noviembre, con una importante exposición ganadera y textil de la región, a la que vale la pena asistir por su tradicionalismo y folclor.
En Semana Santa persiste la costumbre de festejar el pasaje de las Tres Caídas, recorriendo el camino a San José de Gracia

Inicio

Destino: San Francisco de los Romo

Se localiza a 22 kilómetros al norte de la ciudad de Aguascalientes. Las tierras donde se ubica actualmente la capital del municipio, durante 133 años fueron propiedad de la Hacienda de San Blas de Pabellón. Para el año de 1879 ya tenía el nombre de San Francisco de los Romo, en honor a uno de los compradores del terreno.Gracias al tesón, empuje y características propias de su gente, se comenzaron a dar nuevas alternativas de crecimiento a la región, a tal grado que en marzo de 1991 se le otorgo la categoría de municipio.

Los atractivos de San Francisco de los Romo lo constituyen las actividades culturales, ya que cuenta con una Casa de Cultura, un Centro DIF, una biblioteca pública, un auditorio, la plaza principal y varios jardines. Además cuenta con varias exhaciendas, dentro de las que destacan: San Ángel (1857), Loretito (1857) y El Mezquite (1760).
A principios de la década de los sesenta, se iniciaron los primeros vendedores de productos de cerdo (carnitas), actividad que le ha dado fama nacional en la gastronomía.

Inicio

Destino: Tepezalá

A 75 kilómetros al noreste de la ciudad de Aguascalientes se localiza el pueblo de Tepezalá. El sitio fue fundado por Juan de Tolosa en 1546, y se elevó a la categoría de municipio en 1857. Su nombre significa entre dos cerros, por estar situada al pie del cerro de San Juan.
En un principio fue una sencilla fortaleza militar, avanzada de la conquista española por estas regiones, que tenía la finalidad primordial de cuidar que los "caminos de la plata" no fueran atacados por los temibles indios chichimecas.

Durante un tiempo la importancia de Tepezalá radicó en sus yacimientos de minerales preciosos (siglo XVII), por eso es interesante conocer la Mina de San Pedro, la cual fue administrada durante mucho tiempo por el minero guanajuatense Felipe Parkman. El principal metal extraído es el cobre, explotado en forma magistral para utilizarse como amalgama de la plata. En esta mina también se procesa plomo, zinc y cobre de otras minas cercanas.

Se recomienda una visita a la plaza principal para admirar, en uno de sus costados, el salón Ejidal, y el Palacio Municipal, construidos ambos con piedras y cantera de la región.
El templo de Belén data de 1893 y es muestra clara de la arquitectura de finales del siglo XIX, que tuvo como principales promotores al Padre Silvestre y a Fray Alonso Dávalos.
El principal día de su feria es el 25 de mayo, fecha en la que sus agricultores presentan el producto de su cultivo: avena, chile, frijol y maíz entre otros.

Inicio

Destino: Cosio

En el extremo norte de nuestra entidad se localiza este municipio, el más pequeño de los once que conforman el Estado, pero con un potencial humano de alta estima.
Gran parte de Cosío perteneció a la Hacienda de San Jacinto, correspondiente hoy al municipio de Rincón de Romos; estas tierras pertenecieron al español Pío Bermejillo. El arrendatario de la hacienda, el señor Cornelio Acosta solicitó permiso para edificar este lugar y obtuvo autorización para fundar el pueblo de Natillas, mismo que el 28 de diciembre de 1857 tomó el nombre de Cosío, en honor a Felipe Cosío, quién gobernó nuestro Estado.

Cuenta con varios atractivos históricos como los monumentos a Benito Juárez, Venustiano Carranza y Catarino Rubalcava. Destaca entre su arquitectura el templo dedicado a la Virgen de Guadalupe, la hacienda de Natillas; la cual es de estilo colonial y el casco de la hacienda de La Punta.
Una de las festividades es la representación de la Pasión y Muerte de Cristo, la otra, que se celebra año con año, es la Feria Regional del 25 de diciembre, en honor de su patrono San José

Inicio

Destino: Jesús María

Municipio que se localiza a once kilómetros de la capital del Estado. Su fundación se debe a la insistencia del cacique indígena Matías Saucedo quién adquirió, en el año de 1699, un sitio llamado Xonacatique. Sus primeros pobladores eran indígenas mexicas.El perfil del pueblo se trazó, según la concepción urbanística tradicional, a partir de la plaza.
Hasta hace poco tiempo la economía de Jesús María giraba en torno del cultivo de la tierra, del cuidado de sus huertas y de la extracción de carbón y leña de la Sierra Fría, hasta que Don Nazario Ortiz Garza trajo consigo la industrialización de la uva, fomentando el cultivo de la vid y la producción de vino.

En Jesús María puede encontrar diversos atractivos tales como el Centro Ecológico Infantil Los Cuartos, el cual funciona como lugar de concientización ambiental y ecológica; la Iglesia Parroquial que es de estilo barroco; fue edificada entre 1735 y 1750 por el cura Juan Colón con la finalidad de venerar al Santo Santiago. Cuenta con un retablo forrado de hoja de oro; las fábricas de muebles estilo Luis XV son muy admiradas debido a la elaboración de réplicas casi exactas de las originales.
El balneario de Valladolid le ofrece un lago artificial, albercas, chapoteaderos, canchas deportivas y áreas verdes. Dentro de este municipio se localiza la ganadería de reses bravas Manolo Espinoza e Hijos y Armillita Hnos., en las cuales el visitante puede apreciar al ganado en su hábitat natural, admirar un museo taurino de la dinastía Armillita, además de tener la oportunidad de participar en una tienta de vaquillas. Y para los que gustan de la pesca, la Presa Abelardo L. Rodríguez es propicia para la lobina, el bagre, la mojarra y la carpa.
Entre sus fiestas se cuenta la de los Chicahuales; se festeja el 25 de julio, en ella se representa la histórica disputa entre moros y cristianos, donde los participantes danzan ataviados y enmascarados.

Inicio

Destino: Rincon de Romos

Se localiza a 39 kilómetros de Aguascalientes, sobre la carretera Panamericana. La historia de su municipio data de 1639, cuando se autorizó la creación de la villa que por mucho tiempo se le conoció con el nombre de Chora.
En 1658, Diego Romo de Vivar compró el mayorazgo de la Hacienda de Rincón, de Pedro Rincón de Arteaga. Ese trato comercial trajo consigo la conjugación de ambos apellidos, cambiando el nombre de Chora por el de Rincón de Romos. No es hasta el año de 1915 que adquiere la categoría de cabecera municipal. Rincón de Romos es un centro industrial, agrícola y ganadero, favorecido con tierras irrigadas por el sistema que alimenta la presa Calles.

Este municipio tiene para sus visitantes lugares como la plaza principal, que alberga frondosos árboles y jardines floreados. Esta plaza guarda en su interior una estela que representa el paso de Don Miguel Hidalgo y Costilla por este lugar. En Pabellón de Hidalgo se sitúa el Museo de la Insurgencia, lugar donde el cura Hidalgo entregó el mando de las fuerzas insurgentes a Ignacio Allende.
Para los que buscan diversión Rincón de Romos le tiene reservada la exhacienda el Saucillo, la cual cuenta con albercas, chapoteaderos, lago artificial, juegos infantiles, renta de lanchas de remo, etcétera.

Como monumentos dignos de conocer se encuentran el casco de las exhaciendas de Blas, ahora Pabellón de Hidalgo, de Saucillo y la de San Jacinto, así como la capilla de San José y la Basílica Luterense.
Para la actividad deportiva se encuentra el Paseo de la Alameda con canchas deportivas y juegos infantiles y el Parque Infantil Urbano. A un kilómetro al norte se encuentra la comunidad de Escaleras, cuyos habitantes dominan el arte de extraer hermosas esculturas y piezas de ornato de burdas piedras de ónix. En el mes de enero se celebra la fiesta del Señor de las Angustias.

Inicio

Destino: San José de Gracia

Se localiza en la región noroeste del Estado, a 57 kilómetros de la ciudad. Sus orígenes se remontan al tiempo de la congregación de indígenas chichimecas establecida en "De Martha", entre los años 1673 y 1675. Fundada por el cacique Juan Domínguez quien encabezó las doce familias avecinadas a los terrenos de la Hacienda de Paredes.En 1953 se confirmó como municipio.
El día 6 de enero es la celebración religiosa de San José de Gracia, dedicada al maíz, como base de alimentación y producto netamente de la región.

Este lugar ofrece diversos atractivos como la presa del Jocoqui, la presa Plutarco Elías Calles; con capacidad de almacenamiento de hasta 340 millones de metros cúbicos de agua, y su Club Náutico San José, el cual está cubierto, en gran parte, con arena fina de Puerto Vallarta, a fin de crear un ambiente más real y semejante a una playa.
No deje pasar la oportunidad de visitar el Jardín de Zaragoza, situado frente a la Presidencia Municipal. En su jardín se encuentra la Estela de la Libertad para recordar que el 19 de enero de 1811, llegó a este lugar el cura Miguel Hidalgo y Costilla, después de su derrota en el puente Calderón.

En este municipio se localiza la mayor parte de la Sierra Fría, misma que es considerada el gran pulmón de Aguascalientes y su principal manto acuífero. Comprende una extensión de 74 mil hectáreas de sierra, bosques y parajes extraordinarios, llenos de una belleza natural impresionante.
Enclavado en el corazón de la Sierra Fría se localiza el Campamento Ecológico Los Alamitos, el cual permite apreciar el importante patrimonio, que en forma de bosque templado, está al alcance de todos, a fin de entrar en contacto con la naturaleza y gozar de actividades educativas y recreativas al aire libre.

 

   

Huracanes

TE GUSTA LA PUBLICACION, RECOMIENDALA A TUS AMISTADES Y AMIGOS

YOU LIKE THIS PUBLICATION, RECOMMEND IT TO YOUR FRIENDSHIPS AND FRIENDS

Empresa ESR

Leyenda

Planeta Ecológico
  Contactanos en: fcoaguilerag@azull.com ó eloceanodelainformacion@azull.com  

 

 

 
   
 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario