El Océano de la Información
 
 
  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

 

Estas en CONOCIENDO MÉXICO: ESTADO DE MÉXICO

   

DESTINOS: Información General >>> Historia >>> Sitios Históricos >>>
Arqueología >>> Monumentos Históricos >>> Gastronomía, Bebidas Típicas y Dulces >>>
Museos >>> Ecoturismo >>> Museos y Galerías
     

 

Información General

Ubicado en la parte central de la República, el Estado de México está formado por una variedad de hermosos paisajes, e igualmente variado en su clima, que va desde el cálido en el sur, donde existen balnearios de aguas termales como Ixtapan de la Sal, hasta el frío en las cercanías de los volcanes.

El Estado de México, es una de las zonas más altas de la llamada altiplanicie mexicana. Por su extensión, de 21,461 kilómetros cuadrados de magníficos paisajes naturales, ocupa el vigésimo quinto sitio entre los estados.

Limita al norte con Querétaro e Hidalgo, al sur con Morelos y Guerrero; al oeste con Michoacán, al este con Tlaxcala y Puebla, y prácticamente rodea como un penacho al Distrito Federal. En esta entidad se encuentra una de las mayores riquezas históricas del país, pues está ubicada en el territorio que durante siglos ha sido el centro cultural de distintos imperios prehispánicos, del virreinato y de la República.

Existen muchos testimonios de los asentamientos prehispánicos, entre ellos Teotihuacan, la urbe más importante de Mesoamérica; Teotenango, Calixtlahuaca y Malinalco, y numerosos conventos como el de Acolman, el de Zinacantepec, Tepotzotlán, el de Chalma y el de la Virgen de los Remedios, evidencias de la tarea de evangelización durante la Colonia.

Pueblos que se asientan en medio de valles o en lomeríos boscosos; poblaciones de señorial arquitectura que conservan la huella de un pasado esplendoroso, como Aculco, Valle de Bravo, Texcoco, Tenancingo, Chalco y El Oro.

También el Estado de México es reconocido por su rica presencia indígena.

Sobresale por sus numerosas fiestas, ferias y tradiciones, como la Feria del Caballo en Texcoco; por sus mercados, de gran atractivo, que ofrecen bellas artesanías, como los famosos árboles de la vida de Metepec; y por su cocina, que es variada y reconocida por los embutidos, las carnes frías, la barbacoa y otros platillos regionales, así como por sus licores de frutas y dulces típicos, pero eso no es todo, el Estado de México tiene museos y otros sitios culturales, como un gran zoológico, parques y áreas protegidas.

Los atractivos naturales son muchos y muy diversos, en las tierras mexiquenses se encuentran desde extensas zonas boscosas, grutas y formaciones rocosas, hasta volcanes y lagunas, entre las que destacan la de Valle de Bravo, un sitio preferido por los amantes de los deportes acuáticos.

Lo mejor que posee el Estado de México: de los mexiquenses la calidez de un pueblo que quiere tener la oportunidad de atenderlo y de esta entidad, la pauta para gozar esta tierra como se merece.

  Colima

Fuente: durango.gob.mx

 

 

HISTORIA

       
 

Su nombre proviene del náhuatl metztli, que significa, luna, xictli, ombligo, y co, lugar, es decir "en el ombligo de la luna" o "en medio de la luna".

Habitado desde hace aproximadamente 20 mil años, el ahora Estado de México alberga una vasta y profunda historia que hoy en día se exhibe orgullosa de su diversidad y originalidad.

Su historia se puede empezar a contar a partir del siglo VIII d.C., fecha en el que se tiene registro del imperio de Tula, habitada por los toltecas cuya lengua era el náhuatl. La ciudad más representativa del imperio localizada en el territorio fue Cuauhtitlán, cuyo esplendor comienza a partir del momento en que la ciudad de Teotihuacán es deshabitada. Así, por medio de la guerra, los toltecas comienzan a tomar el control de la zona y a imponer su cultura.

La llegada de guerreros chichimecas como los matlatzincas, otomíes y mazahuas, significó la caída de Tula y la creación de numerosos centros ceremoniales y sociales pertenecientes a cada una de estas tribus, las cuales adoptaron muchas costumbres y formas sociales de los anteriores moradores del valle.

Una de las últimas tribus en llegar fueron los aztecas o mexicas, quienes tardaron sólo 100 años en construir uno de los más grandes imperios del mundo prehispánico y cuya sede fue la grandiosa ciudad de Tenochtitlán.

La entrada de Hernán Cortés, con un ejército de españoles e indios enemigos de los aztecas, a las puertas de la gran Tenochtitlán el 13 de Agosto de 1521, es uno de los sucesos históricos más importantes en nuestro país. La caída de la capital del imperio contribuyó a la conquista del resto del territorio del valle de México.Así, una nueva era da inicio en la vida del pueblo de México, ahora bajo el control absoluto de los reyes de España quienes pronto imponen su gobierno en la forma de virreinato de la llamada Nueva España.

Detrás de las autoridades españolas llegaron los misioneros católicos de las órdenes de los franciscanos, dominicos, carmelitas y agustinos, los cuales pronto se dieron a la tarea de edificar conventos y templos que hoy constituyen parte del gran acervo arquitectónico de México.

Durante la conquista, en el estado de México prosperaron las grandes haciendas ganaderas, azucareras y en el sur se encontraron vetas de oro, por lo que aquí se desarrolló la minería.

La profunda división de las clases sociales en donde solamente los españoles nacidos en España tenían oportunidad de acceder a la riqueza y el poder, generó en los 300 años de la colonia, las condiciones ideales para la revolución social. Así, en 1810, los mexicanos emprenden la lucha de Independencia Mexicana, en donde destaca la participación del sur de la entidad de México, y particularmente Pedro Ascencio de Alquisiras, Pedro Patiño y Leona Vicario.

Inicio

 

 

 

El virreinato nos legó un gran número de estructuras de incalculable valor artístico, como Acolman, Tepotzotlán, Tlalmanalco, Milinalco y Zinacantepec, entre otras.

Por eso es necesario proporcionar al viajero información fidedigna sobre los atractivos turísticos que posee el Estado de México, de modo que pueda gozar de sus bellezas, de sus apacibles lugares de descanso, de sus bulliciosos y alegres sitios de esparcimiento, de la exquisitez de sus comidas, de la abundancia de sus recursos, de sus vestigios arqueológicos, de sus monumentos históricos.

Hay parajes y paisajes para todos los gustos, sin excepción ni impedimento para disfrutarlos, pues existen caminos, carreteras y transportes, así como establecimientos para comer, hospedarse o divertirse, que facilitan el acceso y el deleite.

En término de colores, de sabores, de creencias y de cultos, el viajero podrá evocar imágenes que no se ven ni se sienten en ningún libro o película, porque aquí se viven de manera directa, como experiencia viva.

 

Inicio

ARQUEOLOGÍA  

Se calcula que en la República Mexicana existen unas 200,000 zonas arqueológicas, de las cuales, hasta la fecha, se han consignado en la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas del INAH mas de 30,000, correspondiendo al Estado de México, 2,000 asentamientos prehispánicos aproximadamente.

Dentro de ese universo mexiquense se encuentra Teotihuacán, la más importante urbe mesoamericana que en su momento de apogeo llegó a ocupar más de 20 km cuadrados.

Acutalmente la zona arqueológica está bajo custodia del Centro INAH Estado de México y por su importancia historica ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Otras ciudades prehispánicas dignas de visitarse en el estado son Acozac, en el municipio de Ixtapaluca, ocupada por toltecas y aztecas entre los años 900 y 1521 d.C.; y Calixtlahuaca, en el municipio de Toluca, cuyos asentamientos matlatzincas y aztecas se han registrado entre los años 1500 a.C. y 1521 d.C.

Inicio

 
MONUMENTOS HISTÓRICOS
 

Templos, conventos, acueductos, haciendas, casonas y puentes, edificados con piedras ancestrales hasta sumar más de cinco mil monumentos históricos, son libros abiertos en los que el visitante puede leer, por los cuatro puntos cardinales, la multifacética e interesante historia de la tierra mexiquense.

La zona conurbada del Estado de México con el Distrito Federal se privilegia con monumentos históricos de belleza incomparable, como el templo de San Francisco Javier en Tepotzotlán que hoy alberga al Museo Nacional del Virreinato; el ex convento de San Agustín en Acolman, cuyas almenas evocan el estilo plateresco del siglo XVI; los templos de San Buenaventura y de San Lorenzo Río Tenco en Cuautitlán y de las Misericordias en Tlalnepantla, el santuario de la milagrosa Señora de los Remedios en Naucalpan.

En el centro del territorio estatal, en medio del silencio campesino del Valle de Toluca, entre sembradíos y girasoles, y con las pinceladas de los trajes multicolores de las mazahuas, se yergue la imponente catedral de Ixtlahuaca, centro religioso de veneración indígena de los pueblos llamados "gente del venado", igual que a pocos minutos de Toluca, en la policroma y alfarera ciudad de Metepec, el templo y ex convento de San Juan Bautista exhibe su curiosa portada del siglo XVI remetida en forma de biombo.

Famosa por sus portales, chorizos, quesos, licores y dulces regionales, Toluca, la capital del Estado de México, invita a visitar su catedral, construida en 1867 sobre los restos del antiguo convento franciscano del siglo XVI, y los templos de El Carmen y La Merced, auténticas joyas de la arquitectura religiosa de los siglos XVII y XVIII.

En Santiago Tianguistenco, famoso por los suéteres de lana de "Gualupita", la parroquia de Nuestra Señora del Buen Suceso luce su interesante arquitectura realizada en cantera y tezontle, como puerta a otro de los santuarios de más tradición y significado religioso en América, que es el del Señor de Chalma.

 

Inicio

 

 

 

A lo largo y ancho de su territorio el Estado de México hace gala de una gran riqueza cultural, cuyas manifestaciones pueden admirarse en sus museos.

El Centro Cultural Mexiquense constituye un amplio espacio donde se conjugan la belleza del paisaje y la originalidad arquitectónica.
Inaugurado en 1987, el Centro ocupa los terrenos que pertenecieron a la Hacienda de la Pila, en la capital del estado.

En sus museos el visitante encontrará desde objetos prehispánicos e información sobre los principales grupos étnicos, hasta una gran diversidad de expresiones artísticas populares y una importante muestra de arte mexicano moderno y contemporáneo.

En el Centro Histórico de Toluca hay otros espacios culturales, entre ellos los museos de pintores mexiquenses como José María Velasco, Felipe Gutiérrez y Luis Nishizawa; el Cosmovitral-Jardín Botánico, donde además de la visión cósmica plasmada a través de vitrales se exhibe un gran número de plantas y flores; y los museos de Bellas Artes, de la Estampa, de la Acuarela y de la Numismática.

Finalmente, en el Parque Matlatzinca se ubica el Museo de Ciencias Naturales, y en el edificio de la Universidad Autónoma del Estado de México, el Museo de Historia Natural " Dr. Manuel Villada”.

Dentro del territorio mexiquense florecieron importantes culturas prehispánicas que manifiestan el esplendor del México antiguo; Teotihuacán, la "Ciudad de los Dioses", constituye un ejemplo prominente.

Entre las zonas arqueológicas con museo de sitio podemos mencionar Tenayuca I y II; el Cerro de los Dioses en Malinalco y el Museo Arqueológico de Chimalhuacán, con recreación de una hacienda pulquera del siglo XIX.

Todos estos recintos del Estado de México no sólo cumplen con su función central de conservar y difundir nuestro patrimonio histórico, artístico y cultural, sino que constituyen espacios recreativos en donde los asistentes encuentran valiosas experiencias estéticas y educativas.

Inicio

ECOTURISMO  
 

Casi rasgando el cielo con los picos irregulares de su cabeza, el Xinantécatl nevado, el volcán de Toluca, se esfuerza diariamente por atrapar las nubes para pintarse de blanco con ellas.

En invierno, cuando casi siempre lo logra, este emblema de la naturaleza del Estado de México parece alzarse y voltear al oriente en busca de las miradas de los otros dos colosos de la entidad, el Popocatépetl y la Iztaccíhuatl.

Pero los casi 29 mil kilómetros cuadrados de tierras de la entidad son suficientes, además, para contener una variedad de contrastes paisajes que hacen dudar a quien la recorre de que se halla en el mismo estado.

En su extremo noroeste, allá por los rumbos de Teotihuacán y Otumba, el semidesierto deleita con sus nopales y tunas acarameladas, sus biznagas de asombro y sus magueyes que abren los brazos al cielo como coronas afiladas y verdes.

En el sur de la entidad, por allá donde se abraza con su vecina Guerrero, se siente el calorcito semitropical, como una probadita de la cuenca del Balsas, que inyecta vida a millones de flores y de frutos que salen de allí para todo México y varias naciones.

Los lagos y las presas no son menos destacados por su belleza y abundancia. Los hay muy fotogénicos, como el de Valle de Bravo, o poco retratados, como la laguna Huapango, y casi desconocidos, cual ocurre con el nuevo lago de Texcoco, que en invierno se llena de garzas, pelícanos y patos.

México, estado de rostro bello, fue dotado con entrañas ricas, como para no desentonar. Son prueba de ello los preciosos minerales de la región de Sultepec, las aguas vaporosas y nutritivas que brotan del subsuelo en Tonatico o en Ixtapan de la Sal, y la galería de esculturas milenarias de carbonato de calcio, en otras palabras, las grutas de la Estrella.

Y ni hablar de las curiosidades naturales del estado porque son tema para rato; los prismas basálticos miniatura del Tetzcutzingo, la extracción de sal comestible en el ex lago de Texcoco, las minibarrancas bellamente erosionadas de Chapa de Mota, el pequeño volcán con su interior cultivado de Xico.

La entidad mexiquense, que como herradura de buena suerte rodea a la capital del país, regala su fortuna en tesoros naturales a quien se acerca a disfrutarlos.

Inicio

ACTIVIDADES  
 

El Estado de México, por agua, aire y tierra, parece haber sido creado expresamente para los deportes de aventura.

Su territorio, formado por zonas montañosas y valles, ofrece maravillosos paisajes que representan para quienes gustan de las actividades al aire libre, un sitio preferido para la práctica y el entretenimiento, y para todos nosotros el reto de conservar estas bellezas naturales. Por ejemplo, para practicar el alpinismo, la entidad cuento con tres volcanes, dos situados en la cordillera de Anáhuac, también conocida como Eje Neovolcánico: el Popocatépetl (5,452 m.), que significa "Montaña que humea", y el Iztaccíhuatl (5,230 m.), "Mujer Blanca", venerados por los aztecas, quienes les dieron esos nombres; y el Xinantécatl o Nevado de Toluca, que domina el valle de Toluca, escenarios de los duros y extenuantes maratones de montaña.

Para la escalada en roca, caminatas, días de campo, vuelos en parapente y recorridos en bicicleta de montaña, el Estado de México ofrece, entre otros lugares, zonas protegidas, algunas compartidas con las entidades de Morelos, Puebla, Michoacán y el Distrito Federal, como el Parque Nacional de Bosencheve, las Lagunas de Zempoala, La Marquesa, el Desierto del Carmen o de Nixcongo, los parques nacionales del Nevado de Toluca y del Izta-Popo, el Desierto de los Leones y el espectacular y único Santuario de la Mariposa Monarca, todos brindando la oportunidad de realizar un sinfín de actividades al aire libre.

Para el buceo, las dos lagunas del Nevado de Toluca: la del Sol (4,209 msnm) y la de la Luna (4,216 msnm) resultan ideales, aunque cabe señalar que para practicar el buceo es necesario contratar los servicios de gente especializada y que conozca el lugar.

No olvide Valle de Bravo, recomendable para los deportes acuáticos, terrestres y aéreos. En el lago se realizan año con año importantes regatas en velero y se practican el remo y el canotaje.

En las montañas que rodean este cuerpo de agua pueden realizarse recorridos a pie o en bicicleta de montaña.

Sienta la adrenalina pura y viva la experiencia de una tierra llena de lugares para las actividades deportivas. Una entidad de color, aventura y tradición en donde podrá encontrar bellezas naturales, artesanías, arquitectura y la amabilidad de sus habitantes.
Esto y más es lo que le ofrece el Estado de México.

Inicio
  GASTRONOMIA, BEBIDAS TÍPICAS Y DULCES

Sin duda el platillo que distingue a la comida toluqueña es el chorizo y algunos otros derivados que se preparan con carne de puerco, como los chicharrones, las manitas de puerco en vinagre, el famoso queso de puerco y los tradicionales chirizos verdes elaborados con hierbas y la deliciosa carne de puerco.

La gastronomía del estado se enriquece también con delicias como las carnitas, los pescados que provienen de sus muchos cuerpos de agua, como las truchas y las carpas empapeladas o en un estilo muy similar al pescado a la talla.

Hay desde luego más sabores distintos, como los que provienen de3 la tierra, y aquí podemos mencionar los nopalitos en chipotle, el huitlacoche en quesadilla o con crema, la flor de calabaza, los hongos silvestres que se sirven en una caldosa y humeante sopa, las chalupas mexicanas que se preparan con frijoles, o esporádicamente con habas, los sensacionales tamales que parecen tener un sabor y método de preparación diferentes, de acuerdo con las costumbres de cada región.

Tampoco hay que olvidar los quesos, que son como parte de la tierra, porque vienen de las vacas, de las cabras, de las chivas y de otras tradiciones que la gente de estos sitios aprendió ya hace mucho tiempo, como los quesos de hebra, los rancheros y los requesones que a veces se sirven en hoja de maíz.

Todas esas delicias no pueden dejar de probarse sin una buena bebida. Para ello hay que saborear los ricos licores de frutas que se producen, por ejemplo, en Tenancingo, los moscos procedentes de Toluca y desde luego una miríada de curados de pulque que son toda una tentación, al igual que los tepaches y atoles.

Inicio

   

 

Huracanes

TE GUSTA LA PUBLICACION, RECOMIENDALA A TUS AMISTADES Y AMIGOS

YOU LIKE THIS PUBLICATION, RECOMMEND IT TO YOUR FRIENDSHIPS AND FRIENDS

Empresa ESR

Leyenda

Planeta Ecológico
  Contactanos en: fcoaguilerag@azull.com ó eloceanodelainformacion@azull.com  
 
 
   
 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario