El Océano de la Información
 
 
  

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

 
     
 

“Burrolandia”, un refugio en Otumba

 

OTUMBA, México — Burrolandia” es el único santuario que existe en el continente Americano donde se pretende la preservación del burro que está en peligro de extinción. En la zona nororiente del estado de México quedan menos de 200.

En Otumba, municipio conocido como la cuna del burro, viven menos de 100 asnos, estimó Germán Flores Sauza, director de “Burrolandia”, un sitio que mide más de 2.5 hectáreas y que fue creado ex profeso para albergar a los pollinos.

Este lugar, que está ubicado en la calle Estación, número 6, en la cabecera municipal de Otumba, fue puesto en funcionamiento en el 2006 por Germán Flores, quien busca darle refugio a los burros que durante muchos siglos fueron la principal herramienta de carga, transporte y de labranza de la población.

La idea, dijo, surgió cuando se enteró que el Censo Agropecuario del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de 1991, reveló que en México había 1.5 millones de asnos. En los años siguientes esa cifra fue disminuyendo y ahora, calcula, que hay cerca de 500 mil borricos en todo el país.

Con los ahorros de su familia, Flores Sauza rentó el predio por el que paga 30 mil pesos mensuales, más 12 mil pesos que destina a la alimentación de 20 burros que actualmente cuida en ese sitio.

No recibe ayuda económica de instituciones públicas o privadas para la misión que tiene que cumplir, aseguró.

Un grupo de veterinarios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) brindan ayuda médica a los animales, a través del Donkey Sanctuary de Inglaterra.

“Hay ocasiones en los que no tenemos recursos para comprar su comida y los hemos tenido que sacar a pastar”, dijo.

Un burro famoso

Las personas que deseen acudir a este municipio mexiquense y visitar “Burrolandia” no pagarán por la entrada, porque lo que buscan sus creadores es que la gente conviva con la naturaleza y que aprecie el hábitat del borrico.

Roberto”, un asno que jalaba una carreta y que fue atropellado en el barrio de Tepito en 2006, fue salvado por veterinarios de la UNAM fue donado a “Burrolandia”.

Filemón”, un burro que participó en la película de la India María “Tonta tonta pero no tanto”, fue otro de los huéspedes del santuario, pero murió hace unos meses.

En el santuario funciona el único Museo del Burro, en el que se explica a los asistentes los usos que se le han dado a este animal a través de los años.

“Hemos visto cómo pasa el tiempo y día con día son menos los ejemplares que existen, sin darles la importancia que realmente merecen; tal vez porque la mayoría de las personas ya no los ocupan para el trabajo y actualmente han sido sustituidos por maquinaria moderna tanto para el transporte como para la agricultura”, lamentó Flores Sauza.

 

  La tienda en línea de Azull y Amazon.com ¡¡ más de 1000 productos que marcarán un estilo de vida diferente !!
  The on-line store of Azull and Amazon.com ¡¡ more than 1000 products that will mark a different lifestyle !!

TE GUSTA LA PUBLICACION, RECOMIENDALA A TUS AMISTADES Y AMIGOS

YOU LIKE THIS PUBLICATION, RECOMMEND IT TO YOUR FRIENDSHIPS AND FRIENDS

Inicio

Leyenda

Contactanos en: fcoaguilerag@azull.com ó eloceanodelainformacion@azull.com
 

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario