El Océano de la Información
 
 
  

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

 
     

Catorce Pecados Capitales

de click en la imágen o en el nombre para más información

  Violaciones bioéticas: AnticoncepciónANTICONCEPCIÓN La riqueza excesiva
                 
   

Definición:

La bioética es el estudio sistemático de la conducta humana en el ámbito de las ciencias de la vida y de la salud, analizado a la luz de los valores y principios morales. Este tipo de estudio no se puede reducir ni a la deontología médica, ni a la medicina legal, ni a la simple consideración filosófica.

La bioética tiene por finalidad el análisis racional de los problemas morales ligados a la biomedicina y de su vinculación con el ámbito de derecho y de las ciencias humanas.

BIOÉTICA
Bioética

La bioética general se ocupa de los fundamentos éticos, la bioética especial analiza los grandes problemas, y la bioética clínica examina en la práctica médica concreta y en el caso clínico los valores que están en juego o los medios correctos.

La teología moral considera estas intervenciones a la luz de la fe y de la Revelación cristiana.

La bioética, entonces, deberá ser una ética racional que a partir de la descripción del dato científico, biológico y médico, analice racionalmente la licitud de la intervención humana sobre el hombre.

Hace algunos días, los medios de comunicación informaban de que en EE.UU se había conseguido seleccionar un embrión cuyo genoma no poseía el gen causante de un determinado tipo de Alzheimer. Tal selección se había llevado a cabo mediante diagnóstico preimplantatorio -efectuado en un proceso de fecundación in vitro-, y había permitido escoger, de entre quince, a un embrión que no había heredado la enfermedad.

Muchos se felicitaron ante lo que denominaron un "nuevo logro" de la ciencia genética. Sin embargo, algunos científicos, más conocedores del tema, respondieron que la selección embrionaria no es ninguna novedad. Es más, reconocieron públicamente que se realiza en muchas clínicas de fecundación in vitro en España.

Lo cierto es que la "selección genética" ya aparecía recomendada en el conocido Informe Warnock, elaborado en 1982 por iniciativa del Gobierno inglés, que ha inspirado profundamente la legislación inglesa y española sobre técnicas de fecundación artificial. Por otro lado, hace ya algunos años, los científicos que trabajaban en el Proyecto Genoma Humano advirtieron sobre la posibilidad de una progresiva exacerbación de la mentalidad eugenésica. Watson, premio Nobel y una de las figuras más prestigiosas de la genética moderna, propuso que, al menos el 3% de los fondos atribuidos a financiar el Proyecto Genoma Humano se destinara, entre otras cosas, al estudio y la prevención del peligro de esta "nueva eugenesia".

El diagnóstico preimplantatorio, ¿antesala de la selección?

En la actualidad existe, en algunos países, una fuerte polémica sobre el tema. De hecho, el 31 de mayo de 2001, tuvo lugar un duro debate en el Parlamento alemán, en el que se enfrentaron el canciller Gerhard Schröder y el presidente del país, Johannes Rau, sobre la posibilidad, entre otras, de legalizar el diagnóstico preimplantatorio. Frente a la postura favorable del canciller, Johannes Rau criticó duramente la legalización de la selección de embriones afirmando que "la eugenesia, la eutanasia y la selección son conceptos que están relacionados con la mala memoria de Alemania". Y añadió: "¿Quién garantiza que el diagnóstico preimplantatorio no abrirá, de par en par, las puertas a la selección?"

Cuando se habla de eugenesia conviene distinguir claramente dos supuestos, no siempre bien diferenciados: por un lado, los intentos, éticamente loables, de extirpar enfermedades. La lucha contra las enfermedades humanas no puede ser considerada, en sentido propio, una modalidad de eugenesia. Por el contrario, la ideología eugenésica, propiamente dicha, parte de unos concretos presupuestos antropológicos: el valor intrínseco de un ser humano, en este caso del embrión, se hace depender, fundamentalmente, de sus características genotípicas. En cualquier caso, el rechazo a la patología o al "defecto genético" se hace extensivo al portador del mismo. Partiendo de estos presupuestos, es claro que la "nueva eugenesia" implica un reduccionismo antropológico radical, al tiempo que conlleva una gran carga discriminatoria y lesiva de la dignidad humana. El valor del embrión humano queda reducido a la calidad de su genoma, considerado, por otro lado, no más valioso que el de cualquier otro ser vivo.

Como ha señalado el prestigioso genetista Jacques Testard, la realidad es que el diagnóstico preimplantatorio conduce a la exclusión "indolora" de posibles niños gracias al examen de concebidos, decenas de veces más numeroso que el de los fetos sometidos al diagnóstico prenatal. Esto ha llevado a evitar el nacimiento de niños con características genéticas que no justifican oficialmente el aborto. Asimismo, ha empezado a aplicarse, aparte de a las enfermedades monogénicas, a afecciones poligénicas, es decir, a simples factores de riesgo.

Para este científico, es importante subrayar que actualmente en el diagnóstico preimplantatorio no existe ningún tipo de freno. Los "controles de calidad genética" de embriones son una realidad y se han convertido en una práctica potencialmente ilimitada. En este sentido, Michael Kirby, miembro del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO se pregunta: ¿Dónde comienza y dónde acaba este proceso de eliminación de la vida humana? ¿Puede admitirse este intento de erradicación de cualquier mínimo defecto genético eliminando al mismo ser humano?

Pero el problema se va a agravar en un futuro no muy lejano. Algunos investigadores han afirmado que dentro de pocos años se habrán podido crear técnicas de análisis de ADN que permitan examinar toda la dotación cromosómica de un embrión y detectar así cualquier defecto o fragilidad hereditaria inimaginable, e incluso cualquier tipo de dato constitutivo de origen genético (color de los ojos, pelo, base genética de la estatura, etc.). Por ello, la información genética obtenible desde el instante de la fusión del óvulo con el espermatozoide, que da lugar a un nuevo ser humano, será de un calibre insospechado. En EE. UU., Capron ha destacado que este tipo de pruebas serán sistemáticamente realizadas a los concebidos. Para este autor, incluso la continuación de los seguros de salud podrá hacerse depender de la decisión de abortar, ya que las compañías no van a querer hacerse cargo de los gastos generados por una descendencia enferma o con probabilidades de enfermar. Aunque esta práctica aún no se ha extendido, para este autor es de esperar que en sociedades tan competitivas y economicistas como las actuales tal exigencia se convierta en algo rutinario.

No todo lo que se puede hacer debe hacerse

Frente a ello, cabría señalar que el valor de un ser humano no puede hacerse depender de la calidad o las características de su genoma, sino del mero hecho de pertenecer a la especie humana. En realidad, todo poseedor de un genoma humano, aunque sea considerado "defectuoso", debe ver reconocida su dignidad radical. En este sentido, el preámbulo de la Convención sobre los Derechos Humanos y la Biomedicina, del Consejo de Europa, establece "la necesidad de respetar al ser humano, no sólo como individuo sino también en su pertenencia a la especie humana", reconociendo la importancia de garantizar su dignidad. Y en la misma línea, el artículo 2, apartado a) de la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos, mantiene que "cada individuo tiene derecho al respeto de su dignidad y derechos, cualesquiera que sean sus características genéticas". En su punto b) afirma que "esta dignidad impone que no se reduzca a los individuos a sus características genéticas y que se respete su carácter único y su diversidad".

En definitiva, puede mantenerse que, en buena medida, el destino de la humanidad vendrá fuertemente determinado por la respuesta a la pregunta de si el embrión humano es una cosa, un ser humano o una entidad intermedia todavía por definir. Lo que estamos debatiendo es, en suma, la misma noción de ser humano y el significado de su dignidad. El respeto a esta dignidad genera que, en el ámbito científico, no todo lo que se puede hacer se deba hacer.

 

 
LOS EXPERIMENTOS MORALMENTE DUDOSOS, COMO LA INVESTIGACIÓN EN CÉLULAS MADRE
Celulas Madre
 

EL ENFOQUE DE LA IGLESIA

Experimentos de moral dudosa como es la investigación en celulas madres. (Alteración de embriones humanos, manipulación del ADN) Las violaciones de los derechos fundamentales de la naturaleza humana, a través de experimentos, manipulaciones genéticas, cuyos efectos es difícil prever y controlar que tratan la posibilidad de cambiar las características de la naturaleza en función de intereses inconfesables e indefendibles. Hay películas, libros y revistas sobre lo que llaman ciencia ficción y sus periféricos como la New Age (Nueva Era), que tienen como objetivo irnos acostumbrando a ver aberraciones genéticas inimaginables para el ser humano normal y posteriormente introducirlas en la vida normal.

Abre umbral de nuevos tratamientos

Ya se usa contra la leucemia.
Con su estudio tratarán otras enfermedades,
dice Alejandro Madrigal, director del instituto londinense Anthony Nolan

La utilización de células madre ha demostrado su efectividad en el tratamiento de enfermedades  como cáncer en la sangre —leucemia—; sin embargo, sólo es el principio de un umbral de posibilidades clínicas para las que podrían emplearse, señaló Alejandro Madrigal, director científico del Instituto de Investigación Anthony Nolan y profesor titular de la Cátedra de Hematología en la Universidad de Londres.

Enfermedades genéticas, deficiencias en la respuesta inmune, como VIH, y otros padecimientos hematopoyéticos (de la sangre), apuntó, son algunas de las aplicaciones, si bien aún se investigan, que ya ofrecen una esperanza de vida mediante el implante de estas células.

“Tenemos mayor certidumbre en su aplicación para tratar enfermedades como leucemia, aunque se puede extender a otros procedimientos clínicos, para lo cual se necesita más investigación. Lo ideal sería que en el futuro sea una medida terapéutica para padecimientos de mayor frecuencia, como diabetes o artritis”, añadió.

Con motivo de su ingreso a la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), acto encabezado por su presidenta, Rosaura Ruiz, el científico expuso parte de su trabajo, a lo largo de 15 años, encaminado a mejorar el entendimiento y uso de células madre, principalmente en su trasplante.

En su conferencia “Retos presentes y futuros en el trasplante de células madre”, realizada en el Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, Madrigal expuso los avances y desafíos en el tratamiento de leucemia. “Si bien la sobrevivencia global aún no es la que quisiéramos, alrededor de 60 por ciento, gracias a estas células, de los pacientes tiene una valiosa opción; si el trasplante funciona se restaura toda su vida, sin complicaciones en el futuro”.

No obstante, el camino para superar la enfermedad no es fácil, puesto que tan sólo en Reino Unido, ejemplificó el especialista, 50 por ciento de los enfermos encuentran un donante de médula ósea; de éstos, sólo la mitad responde al tratamiento. De este 50 por ciento, añadió, la mitad fallece por recaídas, mientras otro 25 por ciento rechaza el injerto; el resto muere por infección.

Dijo que en ese país la cobertura en 80 por ciento de la población necesitaría de un banco con 50 mil muestras de cordón umbilical, importante fuente de células madre, lo cual representaría una inversión de alrededor de 50 millones de libras; situación similar que la de México.

El especialista puntualizó que si bien dichas células se obtienen con mayor regularidad de médula ósea, las extraídas de cordón umbilical tienen otras ventajas, como más factibilidad de coincidencia entre donadores y pacientes, así como una gran plasticidad, lo que puede aportar importantes resultados en la investigación para tratar otros padecimientos.

Por ello, agregó, se debe educar a los grupos que se oponen a este tipo de investigaciones y demostrar los beneficios que traen consigo.

“El reto de los científicos no sólo es hacer ciencia, sino también comunicarla a la población y transmitir que nuestro trabajo tendrá importancia en la vida diaria”, acotó.
COINCIDENCIA CELULAR

Sin embargo, Alejandro Madrigal aclaró que no basta sólo con encontrar donantes, sino que también se necesita mejorar la eficiencia de los trasplantes y aumentar ese 50 por ciento de supervivencia en el tratamiento. “¿Por qué en unos casos funciona el trasplante y en otros no? Esa es una de las claves”, señaló.

El principal problema, expuso, es que estas células tienen una gran variabilidad (polimorfismo), la mayor de todo el organismo molecular. Esto es, si el paciente recibe una molécula diferente en el trasplante, un solo aminoácido disímil bastaría, el cuerpo la reconoce (mediante los linfocitos) como extraña y monta una respuesta inmune que lleva a la muerte del paciente.

“Los métodos moleculares se han ido acercando, no obstante hasta ahora los trasplantes en la mayor parte del mundo se hacen con una resolución intermedia, pero para garantizar una mayor efectividad se necesita de una alta”, puntualizó.

Empero, apuntó, el trabajo de investigación que ha realizado con estudiantes mexicanos, que han regresado a México para continuar sus investigaciones, en el centro londinense ha aportado resultados alentadores en el entendimiento de este polimorfismo, así como en el control de los linfocitos que desconfían del injerto trasplantado. Aunque, reconoció, aún hay mucho qué aprender.

En este sentido, el ahora miembro de la AMC coincidió con su presidenta sobre la importancia de generar cada vez más recursos humanos que busquen resolver éstos y otros problemas de la ciencia.

“En México se han generado excelentes estudiantes, sin embargo, se debe hallar la forma de reincorporarlos a las instituciones y brindarles recursos para su investigación”. Mencionó que estudiantes que se han formado en el Instituto  Anthony Nolan han regresado al país, no obstante el azoro de varios grupos ingleses. “Lo importante es que regresen al país y sigan abriendo brecha”.

Y finalizó: “La investigación es cara, más en este ramo; por ello se requiere un compromiso nacional, debemos enfatizar que con ella se resuelven problemas importantes y, en este caso, proyecta la salud de un país, moral, social y mental”.

DEFINICIÓN DE CELULA MADRE

Una célula madre es una célula que tiene capacidad de autorrenovarse mediante divisiones mitóticas o bien de continuar la vía de diferenciación para la que está programada y, por lo tanto, producir células de uno o más tejidos maduros, funcionales y plenamente diferenciados en función de su grado de multipotencialidad. La mayoría de tejidos de un individuo adulto poseen una población específica propia de células madre que permiten su renovación periódica o su regeneración cuando se produce algún daño tisular. Algunas células madre adultas son capaces de diferenciarse en más de un tipo celular como las células madre mesenquimales y las células madre hematopoyéticas, mientras que otras son precursoras directas de las células del tejido en el que se encuentran, como por ejemplo las células madre de la piel o las células madre gonadales (células madre germinales). Es común que en documentos especializados se las denomine stem cells, en inglés, donde stem significa tronco, traduciéndolo lo más a menudo como «células troncales».

Las células madre embrionarias son aquellas que forman parte de la masa celular interna de un embrión de 4-5 días de edad y que tienen la capacidad de formar todos los tipos celulares de un organismo adulto.

Una característica fundamental de las células madre embrionarias es que pueden mantenerse (en el embrión o en determinadas condiciones de cultivo) de forma indefinida, formando al dividirse una célula idéntica a ellas mismas, y manteniendo una población estable de células madre. Existen técnicas experimentales donde se pueden obtener células madre embrionarias sin que esto implique la destrucción del embrión.

Wikipedia

Dr.Alejandro Madrigal

Breve currículum de un científico notable

Alejandro Madrigal realizó sus estudios de medicina y medicina interna en la UNAM; estudios doctorales en la Universidad de Londres UCL, y estudios posdoctorales de cuatro años en las universidades de Harvard y Stanford.

Este año se le otorgarán dos doctorados Honoris causa por la Universidad de Nottingham, en Inglaterra, y por la Universidad de Odessa, en Ucrania; ha sido aceptado como miembro de la Academia Nacional de Medicina de México también este año.

El Instituto de Investigación que dirige en Londres, The Anthony Nolan Research Institute, es un centro líder a nivel mundial en el área de trasplantes de células madre e inmunología, y es parte del Anthony Nolan Trust, fundado en 1974, como primer registro mundial de donantes voluntarios no relacionados de médula ósea. Cuenta actualmente con más de 400 mil donantes registrados y ha contribuido en su historia con más de 4 mil donaciones de médula ósea en todo el mundo.

El doctor Madrigal ha hecho aportaciones fundamentales en su campo en los últimos 15 años. Esto lo confirman sus más de 300 publicaciones, muchas de ellas en las revistas científicas más importantes, lo que lo coloca como uno de los autores mexicanos más citados en la literatura médica y líder en su área.

Madrigal también ha colaborado estrechamente con múltiples instituciones académicas y de salud en México, como el IMSS, la UNAM, el Indre y la Universidad Autónoma de Coahuila, así como con los registros de donantes no relacionados y bancos de células de cordón umbilical.

En junio de 2007, Alejandro Madrigal fue galardonado con la Medalla Ohtli, por la Secretaría de Relaciones Exteriores, que se otorga a personas que han dedicado la mayor parte de su vida y actividad profesional a “abrir brecha” en el extranjero.

isaac.torrescu@gmail.com

 
Investigación
El Rincón del Vago

Introducción:

Tras la investigación que hubo en la sala de clases y la visita a diferentes páginas de Internet, podemos dar a conocer nuestro trabajo sobre las células troncales o también llamadas estaminales, germinales o madres; éstas células son utilizadas generalmente para mejorar las enfermedades más comunes e incurables como, cáncer, diabetes, problemas cardiacos, parkinson, daños cerebrales, etc. Y por supuesto que a dado una variable investigación y controversia de parte de los médicos y de la iglesia por la forma de obtención de ellas.

Bioética

Se les llama células troncales al conjunto de células que conforman un blastocito, es decir, la primera etapa en la gestación de un nuevo ser humano. Las células de un blastocito son todas iguales y, con el paso de las semanas, adoptan, las formas y funciones de distintos órganos.

Desde su descubrimiento, las células troncales han sido señaladas por la comunidad científica como una especie de panacea. El proceso que se sigue para su obtención es fácil de describir pero costoso y complicado de realizar: las células troncales de un blastocito de menos de una semana de concepción son retiradas y procesadas para crear un tipo específico de tejido que puede reemplazar, en su momento, un componente similar que haya sido dañado en algún paciente. Éstas células estaminales están contenidas en los embriones humanos de sólo pocos días. A este tipo de células se les llama pluripotenciales porque pueden convertirse en prácticamente células de cualquier tejido y como consecuencia permiten al embrión desarrollarse y convertirse en un cuerpo totalmente formado. Cada blastocisto o blástula, es decir un embrión de cinco días, es una esfera formada por alrededor de 100 células. Las células de la capa externa formarán la placenta y otros órganos necesarios para sustentar el desarrollo fetal en el útero. Mientras que las células internas formarán casi todos los tejidos del cuerpo. Es por ello que, teóricamente, si se aprende cómo hacerlas crecer y las manipulan, se podrían originar tejidos u órganos nuevos en el laboratorio para implantarlos en pacientes y curar enfermedades.

Además, se pueden obtener del cordón umbilical y de la placenta o de personas adultas lo que no da ninguna controversia moral, ya que si las células troncales se extraen del embrión, este produce su muerte; y como para algunos la vida humana empieza desde la concepción, como es el caso de la Iglesia, estarían sufriendo un delito al matar seres humanos para salvación de otros o por lo que es peor: la experimentación.

La iglesia al respecto declara que, el derecho inalienable de todo individuo humano inocente a la vida constituye un elemento de la sociedad civil y de su legislación:  "Los derechos inalienables de la persona deben ser reconocidos y respetados por parte de la sociedad civil y de la autoridad política. Entre esos derechos fundamentales es preciso recordar a este propósito el derecho de todo ser humano a la vida y a la integridad física desde la concepción hasta la muerte".

"Cuando una ley positiva priva a una categoría de seres humanos de la protección que el ordenamiento civil les debe, el Estado niega la igualdad de todos ante la ley. Cuando el Estado no pone su poder al servicio de los derechos de todo ciudadano, y particularmente de quien es más débil, se quebrantan los fundamentos mismos del Estado de derecho... El respeto y la protección que se han de garantizar, desde su misma concepción, a quien debe nacer, exige que la ley prevea sanciones penales apropiadas para toda deliberada violación de sus derechos". 

Bioética

Puesto que debe ser tratado como una persona desde la concepción, el embrión deberá ser defendido en su integridad, cuidado y atendido médicamente en la medida de lo posible, como todo otro ser humano; Pero se opondrá gravemente a la ley moral cuando contempla la posibilidad, en dependencia de sus resultados, de provocar un aborto: un diagnóstico que atestigua la existencia de una malformación o de una enfermedad hereditaria no debe equivaler a una sentencia de muerte".

Pero ¿que pasa si estas células son necesarias para la cura de enfermedades como el mal de parkinson u otras enfermedades?, Las células estaminales pueden proporcionar avances y descubrimientos en la ciencia como se hacen en muchas otras áreas de la medicina, como el estudio de medicinas nuevas o mejores técnicas quirúrgicas.

La iglesia opina al respecto que extraer células madres adulta (como también se les llama) no tiene nada de ciencia inmoral, el problema esta en como dijimos antes matar a un embrión ya sea natural o en Vitro es un crimen.
Pero a la misma ves hay personas que defienden la matanza de embriones y ellos se basan en:

1.-Que estos no son todavía seres humanos por ser células muy pequeñas.  Pero el hecho es que los embriones son personas únicas y genéticamente completas. Su pequeñez no reduce su humanidad. Si utilizamos la lógica que nos proponen, un bebé sería menos persona que un adulto.

2.-Que los embriones no son mas que células desechadas. Si ya existen, argumentan, ¿por que no utilizarlos?  Esto denota una ética utilitarista según la cual las personas valen tan solo cuando son amadas. Nos olvidamos que en el siglo XX esta mentalidad causó un holocausto. 

3.-Que es necesario matar los embriones para curar a muchas personas.
Primero hay que recordar que el valor terapéutico de las células estaminales procedente de los embriones no está aun probado. Pero aunque fuese un hecho, aun sería una gran inmoralidad matarlos por el principio fundamental de que El fin no justifica los medios.

Bioética

Dejando de lado la parte moral de esta situación y basándonos en los aspectos generales sobre las células estaminales o troncales los científicos obtienen células estaminales embrionarias de los embriones que desechan las clínicas de fertilidad como parte de las técnicas de fertilización in Vitro. Es sabido que estos procedimientos, implican en cada pareja interesada la fertilización de muchos óvulos pero no todos los óvulos fecundados -es decir con vida propia- son implantados en la mujer que los gestará.

Algunos mueren, otros logran nacer y muchos son conservados congelados en los laboratorios para ser sometidos a experimentos, utilizados en otras parejas o simplemente ser desechados. Sin embargo, han surgido grupos de científicos que a utilizando fondos privados, se dedican a producir embriones con el único fin de extraerles las células estaminales, destruyéndolos, porque en el embrión las células estaminales son más abundantes y en teoría, más versátiles suponiendo la muerte de embriones.

Los médicos pro-vida están a favor de la investigación de las células estaminales de adultos. Muchos ya trabajan usando células madres de adultos en transplantes de médula ósea para pacientes con cáncer, sin dañar al embrión humano. La alternativa radica en extraer estas células de personas adultas. El problema es que no son tan abundantes y no se reproducen tan fácilmente como la de los embriones, pero la respuesta es que se necesita más investigación en esta área para que eso sea posible. La intención de los científicos es controlar las características de transformación de las células madres para sustituir tejidos y órganos dañados por enfermedad o por lesión a fin de restablecer una función normal con injertos y tratamientos para pacientes que han perdido células y tejido. Sin embargo, todo esto queda aún en el plano de las promesas. Varios médicos han advertido que se están creando demasiadas expectativas al respecto. La cura de todas las enfermedades no existe, por ello es totalmente inadecuado aumentar las esperanzas de enfermos y familiares diciéndoles que si se permite la manipulación de embriones se curarán muchas enfermedades, cosa que puede ser totalmente falsa.

Otra fuente en la cual los científicos obtienen las células troncales es de seres humanos que son células que alberga el tejido maduro en el cuerpo de los niños y de los adultos. Las células madres están aquí más especializadas que las embrionarias y dan lugar a tipos celulares específicos, se les llama multipotenciales. El cuerpo maduro utiliza estas células como "partes de reserva" para sustituir otras células caducas. Por ejemplo, ciertas células madres en la médula ósea producen glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas de la sangre. Investigaciones recientes indicaron que las células madres adultas se pueden convertir en muchos otros tipos celulares más de lo que antes se creía posible.

Por último nuestra opinión va hacia el lado de la controversia que hay entre la misma iglesia y algunos científicos, más que nada sobre el punto de ¿dónde comienza la vida humana? Creemos que es en la fecundación, donde los dos gametos forman el cigoto y desde ahí comienza a desarrollarse por voluntad propia el embrión, cosa que para extraer las células troncales hay que matarlo, es decir que hay que eliminar una vida humana para poder investigar y poder salvar otras, cosa que no deberían hacer sino que como ya algunos lo han hecho sacarlas de personas ya desarrollas sin dañarlos y esas mismas perfeccionarlas para que sean tan o más útiles de las de un pequeño ser.

No estamos desprestigiando los beneficios que éste descubrimiento a significado para el área de la salud, sino la forma de obtención; no podemos dejar de lado que ha salvado varias vidas y hay otras que las esta tratando, aunque hay que dejar bien en claro que no existe ninguna cura para todos los males, no es lo mejor que hay en esta vida que puede salvar a todo y todos; pero sin embargo la diabetes, los problemas cardiacos y cerebrales, los cánceres, el mal de parkinson o enfermedades que son parecidas a éstas son tratadas con mayor eficacia que es a lo que era hace algún tiempo atrás.

Bioética

Conclusión:
Para terminar podemos incluir que haciendo este trabajo aprendimos que eran las células troncales o todas las maneras a las cuales también se les denomina, ya anteriormente ni siquiera teníamos idea de que se trataban pero investigando en el aula aprendimos mucho mas de lo que pensamos. Las célula troncales por no son tan difíciles de obtener como se piensa, mas bien son costosas tanto en el ámbito económico, y mas aun de donde se extraen, los cigotos, como ya vimos.
A raíz de todo esto se ha creado una gran controversia, ya que si bien sabemos se pueden llegar a curar muchas enfermedades, no es justo matar a un individuo para salvar a otro, a nuestro parecer, que bien puedo o no concordar con el de las demás persona.
Pero también debemos tener en cuenta que la ciencia avanza y no nos podemos quedar atrás.


 
  La tienda en línea de Azull y Amazon.com ¡¡ más de 1000 productos que marcarán un estilo de vida diferente !!
  The on-line store of Azull and Amazon.com ¡¡ more than 1000 products that will mark a different lifestyle !!

TE GUSTA LA PUBLICACION, RECOMIENDALA A TUS AMISTADES Y AMIGOS

YOU LIKE THIS PUBLICATION, RECOMMEND IT TO YOUR FRIENDSHIPS AND FRIENDS

Inicio

Empresa ESR

Leyenda

Planeta Ecológico
  Contactanos en: fcoaguilerag@azull.com ó eloceanodelainformacion@azull.com  
 

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario