El Océano de la Información
 
 
  

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

 
     

Catorce Pecados Capitales

de click en la imágen o en el nombre para más información

  Violaciones bioéticas: AnticoncepciónANTICONCEPCIÓN
La riqueza excesiva
                 
ENRIQUECIMIENTO OBSCENO

Robando a la sociedad aunque la ley no pueda castigarte. O aprovechándote de privilegios adquiridos para enriquecerte groseramente a cuenta de terceros y la excesiva acumulación de riquezas por unos pocos.

Shakespeare y el reparto de estiércol

"...Con lo que sobra a los poderosos bastaría para socorrernos.
Si tan solo nos dieran lo que les es superfluo,
mientras estuviese en buen estado,
podríamos creer que nos auxilian por humanidad,
pero piensan que somos demasiado caros de sostener.
La delgadez que nos devora, el espectáculo de nuestra miseria,
son como el inventario encargado de mantener detallada
la cuenta de su abundancia.
Nuestro sufrimiento constituye un provecho para ellos.
Venguémonos con nuestra picas antes de vernos reducidos al estado de esqueletos,
porque saben los dioses que cuando hablo así es porque tengo hambre de pan y no sed de venganza"


Coriolano. W Shakespeare. Acto Primero, escena primera.

Causas de la pobreza y de la corrupción

de Oscar-René Vargas

 

La pobreza no nace por generación espontánea ni es producto de una cultura. La pobreza no es creada por Dios, ni por Los pueblos "atrasados", ni por las razas "inferiores", ni por Los pobres. La pobreza es engendrada por un sistema socioeconómico excluyente y deliberadamente empobrecedor, por un sistema que aunque en su discurso promete salud, educación, alimentación y vivienda, privatiza y reduce al mínimo sus inversiones en estos rubros que son considerados improductivos, dentro de un crecimiento macroeconómico de reparto asimétrico, en forma tal que dicho crecimiento se encuentra ausente en la mesa de Los pobres, cuando tienen mesa; ausente en Los bolsillos de Los pobres, cuando tienen bolsillos, ausente en Los pechos de las madres pobres, cuando todavía tienen pechos e hijos raquíticos qué amamantar, ausente en Los niños, jóvenes y adultos sin posibilidades de acceso a la salud, a la educación, a la vivienda, a la vida, cuando todavía están vivos.

Mientras el ¦Primer Mundo¦ o ¦Norte¦ centra el eje de su progreso en inflación moderada, crecimiento acelerado y casi pleno empleo, al ¦Tercer Mundo¦ o ¦Sur¦ nos recetan como tabla de salvación, en realidad de condenación: deflación irracional, estancamiento surrealista y desempleo masivo generalizado; todo bajo el imperio absolutista del sacrosanto ¦Mercado Global¦ y la globalización. Los que condenaban el determinismo y totalitarismo del comunismo, hoy nos imponen el determinismo del mercado y de la globalización, elevados a Los altares de la economía, como el Becerro de Oro.

Es cierto que hay factores científicos y tecnológicos que facilitan y empujan a la mundialización. La revolución de las comunicaciones es uno de esos factores mundializadores o globalizadores. Si todo este fenómeno post-moderno que deslumbra por sus maravillas y aterroriza por sus efectos genocidas en miles de millones de pobres, llevara en sus entrañas y en su camino acelerado una orientación humanista, efectivamente democrática y no totalitaria, indudablemente que la humanidad, inmersa en este fenómeno mundial, podría producir más bondades que males.

Pero el Mercado Global, tal como lo diseña, lo predica, lo practica y lo impone el neoliberalismo es una idolatría aberrante que sustituye a Dios, apropiándose de sus atributos. El Mercado es omnisapiente, omnipresente, omnipotente, omnisciente; todo lo ve, todo lo regula, todo lo penetra, no se equivoca, está en todas partes. Es total, totalizante, totalitario. Musoline, patriarca del fascismo, decía: ¦Todo dentro del Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado¦. El capitalismo salvaje impuesto por el neoliberalismo es más aberrante que el fascismo. En su sacramentalización del ¦Mercado¦, todo debe existir dentro del mercado, nada fuera del mercado: finanzas, producción en todas sus formas, comunicación, educación, salud, alimentación, cultura, deporte, entretenimiento, inclusive la religión. Es un nuevo tipo de fascismo y totalitarismo, con máscaras y disfraces ¦democráticos¦. Es el gran sainete de la globalización.

Esto significa que para el neoliberalismo las relaciones económicas, sociales y políticas se deben regir no por la justicia y la ley sino por el buen ¦ánimo¦ o buena voluntad de Los jueces, funcionarios estatales y detentadores de Los poderes políticos y económicos.

No es por casualidad que en Los documentos y declaraciones internacionales y nacionales se sustituya la justicia social y la igualdad por el concepto de equidad. Es porque en el capitalismo salvaje se prescribe como anarquizantes la justicia social y la igualdad. Por eso conspiran por eliminar o al menos minimizar el Derecho del Trabajo y la Seguridad Social y golpean duramente a Los sindicatos y gremios, para dejar desarmados a las grandes mayorías y sobre todo a Los trabajadores.

 

 

 

NEPOTISMO

El nepotismo: El triunfo obsceno de intereses sobre principios

 

Lntereses particulares son en su mayoría para casi todos los humanos perfectamente legítimos y morales. Los principios, en cambio, por los que habitualmente hemos de guiarnos, en ocasiones miopes y destructivos.

A lo largo de los años, todos tropezamos, y muchas veces, con lo inverso, esto es, con el dilema moral de escoger entre sabios principios de conducta justa, de comprobada validez universal, e intereses momentáneos, espurios, mezquinos, a veces hasta francamente inaceptables desde la moral o la ley. Botón de muestra: el enriquecimiento instantáneo, logrado apenas sin esfuerzo, de los amigos de lo ajeno, cada vez que se valen de la fuerza o -lo más frecuente- del engaño para imponernos sus tropelías.

Pues bien, eso es exactamente lo que entraña el nepotismo en la vida pública: la subordinación de principios abstractos de justicia (que nos obligan a todos al largo plazo y en conciencia), para el beneficio concreto y provisional de alguien que había sido electo, o designado, para servir indivisiblemente a los intereses de todos, no a los de unos pocos o poquísimos que le son allegados.

Es verdad que hay ejecutivos que contra su mejor criterio y juicio reclutan a parientes y amigos para cargos en los que prometen no mostrarse los más apropiados; pero tal error lo paga, en primer lugar, el mismo ejecutivo, para alegría de sus competidores más acérrimos y, después, los socios capitalistas, nunca los contribuyentes al fisco.

¿Por qué, entonces, el reiterado nepotismo oficial tan prevalente en las sociedades que llamamos de “tercer mundo”?

Porque en ellas las reglas del juego político incentivan a los ciudadanos a ver, en los partidos, agencias de empleo, y en el erario, sencillamente el “botín” último de las campañas electorales.

En los Estados Unidos a esto se le conoce como el spoils system, que se hizo por primera vez escandaloso a nivel federal con el arribo a la Casa Blanca de Andrew Jackson (1829). Desde entonces se le han puesto numerosas trabas, con una apretura creciente de requisitos y credenciales profesionales y de relativa inamovilidad administrativa, pero que ha sobrevivido a través de maquinarias electoreras estaduales y municipales, con el apoyo incondicional, sea dicho de paso, de sindicatos de empleados públicos, los más vociferantes entre ellos los de “maestros” de las escuelas públicas (¿les suena familiar?).

 

El nepotismo ofrece a sus cultores (activos y pasivos) una obvia ventaja adicional: el mayor encubrimiento recíproco para sus movidas al margen de la ley y la moral.

Pues los “negocios” no quedan en blanco y negro, por escrito, sino que se musitan en voz queda, al amparo de mudos techos y paredes de alguna casa patriarcal, o en discretos encuentros fugaces por rincones “neutros” y lejos, claro está, de las miradas atrevidas de los periodistas.

Las historias abundan, pero todas tienden a confirmar que mientras más íntimos los lazos entre nepotistas, más espesa y densa la cortina bajo la que esconden su corrupción e ineficiencia.

Y así se aproximan cada vez más a la caricatura que pintara Winston Churchill del secretismo de Stalin: “Una adivinanza envuelta en un misterio dentro de un enigma”.

¿Que no se puede hablar con propiedad de nepotismos en las empresas privadas?. ¿Que desaparece una empresa cuando se reclutan a parientes y amigos porque los errores se pagan para alegría de los competidores?. Pues precisamente los enormes cárteles y monopolios empresariales chapines, que no tienen competencia o que tienen a algún rival repartido mediante arreglo territorial al estilo Capone para no intercompetir \"dañinamente\", están plagados de hermanos, hijos, hijas, primos, sobrinos, tíos, nietos, cuñados y cuñadas, yernos braguetones y nueras oportunistas (ex pobres), cuates del cole, gigolós (y hasta empleadas domésticas en nómina).

Este es un fenómeno que DERRAMAN en cascada a sus empresas proveedoras creadas por ellos mismos (transporte, publicidad, computación, mantenimiento, servicios de personal, etc.), ah, y a sus flamantes fundaciones caritativas con las que se aseguran el Cielo. Las pruebas... son demasiado EVIDENTES. Ellos se lo pueden permitir porque absorben cualquier costo innecesario de esa gente, debido a que abusivamente aumentan precios cuando y como les da la gana.

Por lo cual, no hay que ver solo la paja en el ojo ajeno, en este caso el Sector Público, valiéndose de definiciones sobre presunta eficiencia empresarial que no aplica en un Mercado tan Imperfecto. Parece que la Plutocracia y su intelectualidad no tienen voluntad de autocrítica en público.


 

LA INDUSTRIA BÉLICA

   

¿Para qué sirve la industria de la guerra? En primer lugar sirve para el enriquecimiento obsceno de los fabricantes, luego para sembrar muerte y destrucción, y finalmente, para esto:

 
  Cementerios de tanques: el de Pol E Sharki, en las afueras de Kabul (Afganistán), el de Irak, y el no menos morboso cementerio de Asmara (Eritrea), donde yacen los restos de decenas de carros destruídos durante la guerra civil de Etiopía (1975-1991).



Abuso de poder en la política mundial

CASOS DE ENRIQUECIMIENTO OBSCENO O ILICITO, EXISTEN MUCHISIMOS, DIGAMOS MILES O MILLONES EN TODAS LAS LATITUDES DEL PLANETA Y EN TODAS LAS DIMENSIONES INIMAGINABLES, QUE PROVOCAN Y AMPLIAN LA GRAN BRECHA DE LA DESIGUALDAD ENGRENDRANDO LA GALOPANTE POBREZA DE LA HUMANIDAD. DEBIDO A QUE ENUMERARLAS SERIA UNA LABOR TITANICA Y POR ESPACIO REDUCIDO, SOLO ENUNCIAREMOS ALGO DE ELLOS, POSIBLEMENTE LOS MAS DESTACADOS, PERO EN SU COMUNIDAD, SEGURAMENTE ENCONTRARÁ SIN ESFUERZO ALGUNO EJEMPLOS PARA MENCIONAR Y REPROCHAR.

EL EDITOR.

Un repaso de la política internacional, sus personajes y la oscura relación que los vincula a abusos de poder e impunidad en sus respectivos países.

Existe abuso cuando alguien, aprovechándose de su posición, obtiene para sí beneficios o ventajas que exceden las que por derecho le corresponden. Si quien abusa es un funcionario o un gobierno en su conjunto, estamos frente a un caso de uso ilegítimo del poder que le fuera concedido por voluntad de la mayoría.

Este ha sido el caso de muchos gobernantes que han utilizado su permanencia al frente de un país para ejercer deliberadamente una relación abusiva sobre los ciudadanos. Algunos de los ejemplos más emblemáticos de nuestro tiempo son:

Silvio Berlusconi: es el primer ministro de Italia y uno de los hombres más ricos y poderosos de Europa. Se le imputan sospechosos vínculos con la mafia, censura a medios de prensa, escándalos sexuales con menores y malversación de fondos públicos. Impunidad, excesos y corrupción son términos frecuentes para referirse a su gestión.

Berlusconi ha sido denunciado en reiteradas ocasiones ante la justicia, pero la Ley Alfano, impulsada por el Primer Ministro, establece que ningún miembro del gobierno podrá ser juzgado mientras permanezca en funciones.

Néstor Kirchner: fue gobernador de una provincia del sur de Argentina y luego Presidente de la Nación. Actualmente la presidente es su esposa, Cristina Fernández, pero muchos sostienen que las decisiones de gobierno continúan dependiendo de la aprobación del ex primer mandatario.

Las denuncias de sobreprecios de la constructora Skanska en complicidad con el gobierno, las maletas que Antonini Wilson pretendió ingresar al país con dinero que sería para financiar la campaña presidencial de Cristina Fernández, censura periodística, propiedades e inversiones inexplicables, entre otros escándalos, han convertido a Néstor Kirchner en uno de los políticos más cuestionados del continente.

Gordon Brown: según el periódico danés Berlingske Tidende “la malsana cultura del enriquecimiento (personal)… mina las tradiciones democráticas del país”. Así está la imagen del Primer Ministro Británico, a quien además de acusársele de ineficiencia política, se lo vincula a presiones mediáticas y uso indebido de los fondos públicos.

Su gobierno se halla en el punto máximo de inestabilidad política derivado de los escandalosos salarios de los funcionarios de turno, la impericia para hacer frente a la crisis financiera global y los malos resultados electorales que deterioraron su imagen pública.

Hugo Chávez: es desde 1999 presidente de Venezuela. Su gobierno está atravesado por duras críticas opositoras que denuncian hechos de corrupción, violación a las leyes y gastos excesivos. Autoritario y provocador, este líder sudamericano es acusado de mantener relaciones con el narcotráfico y la guerrilla, y de un desmesurado enriquecimiento personal durante su gestión.

Su influencia económica sobre otros países latinoamericanos levanta sospecha de negocios pocos claros con otros mandatarios de la región. Los venezolanos denuncian además fraude electoral, violencia inducida desde el gobierno hacia los opositores y censura a los medios de comunicación, entre otras graves irregularidades.

 

 

Omar Bongo: fue Presidente de Gabón durante 42 años, hasta su fallecimiento hace apenas 12 días. La oposición política del país y la comunidad internacional denunciaron constantes fraudes en los procesos electorales y un grado de enriquecimiento obsceno que incluye 39 propiedades en Francia, gran cantidad de vehículos de lujo, 70 abultadas cuentas bancarias en el exterior, etc.

 

Teodoro Nguema Obiang: es el hijo de Teodoro Obiang , presidente de Guinea Ecuatorial. Este joven político está sospechado de desviar dineros del Estado a cuentas bancarias en el exterior, adquirir propiedades millonarias en diferentes partes del mundo, yates, fiestas lujosas, empresas fantasmas, evasión impositiva, violaciones a los derechos humanos, secuestros y torturas.

El abuso de poder no está vinculado necesariamente a los países en vías de desarrollo. También puede manifestarse en grandes potencias mundiales, tomar la forma de escandalosos hechos de corrupción, y ocultarse tras el velo sutil del poder político y la impunidad.

 
 

Abuso de poder en la política mundial

Xavier Caño Tamayo Periodista y escritor

Einstein nos enseñó que la energía no se crea ni se destruye, simplemente se transforma. En la vida colectiva ocurre algo parecido. Si unos pocos acumulan mucho, muchos tendrán muy poco. La pobreza se explica mejor cuando se ve desde el análisis de la desigualdad.

Más allá de la obscenidad de que un ejecutivo estadounidense gane 232 veces el salario medio de un trabajador, la desigualdad en el mundo es lo más visible de una pobreza insultante.

En América Latina, África y Asia hay unos 200.000 asentamientos precarios. Auténticas conurbaciones masificadas de pobreza. Tienen distintos nombres: favela, villa miseria o bidonville, y en ellos viven (¡es un decir!) más de 1.000 millones de personas; la sexta parte de la población mundial.

Los millones de habitantes de esas villas miseria son pobres indiscutibles, no disponen de servicios de agua potable, saneamiento, salud ni educación; se les trata como a criminales y se enfrentan a la violencia policial y de las mafias locales.

Porque esos asentamientos precarios son el mejor escenario para el delito y la violencia.

Con frecuencia, un barrio de tales masificaciones de pobreza es desalojado por la fuerza. Luego lo derriban. En Luanda (Angola) saben mucho de eso. Razón de peso para tan depredador proceder es que el suelo sobre el que se asientan chabolas y barracas será dinero para quienes especulan. Y los pobres serán más pobres, mientras una minoría se enriquece aún más, construyendo edificios de lujo, por ejemplo.

En Perú, conocemos el caso de Griselda, mujer indígena de Ccarhuacc, una zona muy pobre. Embarazada se puso de parto, pero no había comadrona porque la de su área tenía vacaciones. Los familiares hicieron lo que pudieron y el bebé nació bien, pero la placenta no salía. No supieron qué hacer. Griselda murió.

No es algo aislado. Según Naciones Unidas, por cada 100.000 nacimientos en Perú, mueren 240 mujeres. La mayoría son campesinas, indígenas y pobres. Mueren por hemorragia, por pre-eclampsia o eclampsia, por infección, por parto obstruido… Por causas impensables en Estados Unidos o Europa. Mueren por falta de centros de urgencia, mueren por falta de información, mueren por escasez de personal sanitario. Mueren por pobreza.

Y en África, al final del río Níger, encontramos lo que Amnistía Internacional llama “tragedia de derechos humanos”. Porque la población del delta del Níger sufre pobreza por las empresas petroleras que ahí extraen crudo.

Vertidos de petróleo, derrame de materiales de desecho, explosiones de gas y otros impactos de la industria petrolífera causan graves problemas. Los habitantes de la región beben, cocinan y se lavan con agua contaminada por petróleo y otros contaminantes. Respiran aire que huele a petróleo y gas, sufren problemas respiratorios y lesiones de piel.

En el delta del Níger se viola el derecho de las personas a una alimentación segura, al agua limpia, a la salud y a una vida digna. Condenados a una pobreza segura. Pero a cambio, la Shell y otras compañías petroleras se enriquecen.

No todo son desgracias, claro. Las consultoras Merryl Lynch y Capgemini publican un Informe de Riqueza Mundial que explica quienes son los más ricos y cuanto tienen.

Hay ricos y ricos. Ricos de un millón de dólares. Y ricos muy ricos que poseían cada uno en 2008 una media de 32,8 billones de dólares, y eso sin sumar el valor de sus mansiones, ni el arte colgado en sus paredes ni las joyas ocultas en sus cajas fuertes.

Hay 80.000 ricos muy ricos en el mundo, pero en la Tierra somos 6.500 millones de ciudadanos. Los muy ricos son un 0,001 % de población, una ridícula milésima de unidad. Pero poseen el 10 % de la riqueza del planeta. Mientras la ONU denuncia que el número de personas que sufren hambre ha aumentado hasta 1.020 millones.

Hace un año y medio eran 850. Tanta desigualdad y pobreza son insoportables. Obscenas.

Tal vez, como dice Esteban Beltrán, Director de Amnistía Internacional España, “debemos conseguir que las víctimas del crimen de la pobreza reclamen ante los tribunales de justicia, y que los responsables de la pobreza comparezcan como acusados. Encontrar, procesar y juzgar a los perpetradores de la pobreza es el mayor reto al que nos enfrentamos. Porque hay que liberar a las víctimas de la pobreza”.

  La tienda en línea de Azull y Amazon.com ¡¡ más de 1000 productos que marcarán un estilo de vida diferente !!
  The on-line store of Azull and Amazon.com ¡¡ more than 1000 products that will mark a different lifestyle !!

TE GUSTA LA PUBLICACION, RECOMIENDALA A TUS AMISTADES Y AMIGOS

YOU LIKE THIS PUBLICATION, RECOMMEND IT TO YOUR FRIENDSHIPS AND FRIENDS

Inicio

Empresa ESR

Leyenda

Planeta Ecológico
  Contactanos en: fcoaguilerag@azull.com ó eloceanodelainformacion@azull.com  
 

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario