El Océano de la Información
El Océano de la Información  
  

 

REVELAN DETALLES DEL BARCO DESCUBIERTO EN LA ZONA CERO

 
 
 
   

El jueves, tres de los expertos que están más intimamente relacionados con el misterio del barco del siglo XVIII, el arqueólogo Michael Pappalardo, el historiador marítimo Norman Brouwer, y la restauradora Nichole Doub, se reunieron en la Academia de las Ciencia de Nueva York delante de un expectante audiencia para presentar los hallazgos que estos detectives de la historia han descubierto hasta el momento.

La estructura de 9.7 (32 pies) metros descubierta es, en opinión de los investigadores, la pieza del casco de una nave de carga de dos mástiles. El área en la que fue encontrada era parte del río Hudson a finales del siglo XVIII y no está claro si el barco se hundió o si fue encallado a propósito para ayudar a ganarle espacio al río.
Brouwer piensa que se trata de una nave típica de río de un tamaño entre 60 y 70 pies de eslora (18 y 21 m) - aproximadamente el mismo tamaño que uno de los extra largos autobúses de Nueva York hoy.
Esta nave probablemente fue construída para navegar el río y quiza la costa del Atlántico transportando mercancías como azúcar, sal y run entre el Caribe y las colonias del norte.
"Encontramos semillas y nueces" dijo Pappalardo, de la firma AKRF, una consultora que trabaja con la compañía que geestiona la reconstrucción del World Trade Center. "Estos restos pueden pertenecer a mercancías transportadas en el barco o pueden haber sido consumidas por los tripulantes. Estamos trabajando en distintas posibilidades".

Los tres panelistas reconocieron que estos primeros esbozos de la biografía son solamente el principio. Los científicos están intentando crear una imagen del barco, estudiando desde los pequeños parásitos que una vez habitaron la madera del barco, hasta los restos de las pieles de animales que estaban pegados al fondo de la nave.
La historia del barco de la Zona Cero comenzó a las 6 AM de un martes de Julio. En una entrevista al principio de esta semana Pappalardo contaba la historia del descubrimiendo.
"El día antes estábamos en la zona y encontramos todo tipo de restos de madera - dijo Pappalardo a OurAmazingPlanet. Los maderos que aparecieron eran restos de estructuras que se habían enterrado en el siglo XVIII para ganar terreno al río."
Pappalardo y su colega, la arqueóloga Molly McDonald, llegaron a la excavación para el caso de que estos primeros restos pudieran significar que hubiera alguno más dramático bajo el lodo. No tuvieron que esperar demasiado. Casi inmediatamente McDonald descubrió una pieza curva de madera saliendo del suelo.

McDonald, que participaba en el evento de la noche pasada, dijo que su primer pensamiento fue "¿Qué es eso?" La pareja se puso a cavar y en diez minutos habían desenterrado lo suficiente para darse cuenta de que tenían un barco entre sus manos. "Fue muy excitante" dijo.
El descubrimiento puso en marcha una intensa actividad por tres semanas hasta que el barco fue desenterrado y trasladado.
Incluso antes de que el barco fuera desenterrado, esa zona había ya brindado una gran cantidad de efectos interesantes del siglo XVII y XVIII desde botellas a platos de cerámica pasando por docenas y docenas de zapatos.
"El barco era obviamente una aventura añadida" dijo Pappalardo.
Nichole Doub, jefa de conservación del Maryland Archaeological Conservation Laboratory, dijo que liberar el barco de la capa que lo cubre era un "asalto a los sentidos".
Pero los siglos enterrados en esta espesa capa de materia orgánica es la que lo conservó. "No hay demasiado oxígeno", dijo Doub "así que los microbios no pueden vivir aquí, y eso hizo que cualquier cosa sobre la capa de barro fuera arrastrada por el agua".

Los restos, una vez limpios, se sumergen en agua purificada para mantenerlos temporalmente. Doub explicó que los restos del barco han de mantenerse húmedos para evitar que se partan o que se curven. Si la madera se seca, las moléculas de agua al evaporarse fragmentaría las frágiles células de la madera.
En el proceso de desamblar el barco, el laboratorio de Doub hizo otro dramático descubrimiento: Un disco de cobre dentro de la estructura del barco, que Doub rápidamente identificó como una moneda británica, acuñada durante el reinado de Jorge II, rey de Inglaterra del 1727 al 1760.
Colocar monedas en partes de la estructura de una embarcación era una tradición que se extendía por cientos de años y que todavía se mantiene. En el 2008 esta tradición se mantuvo al incluir en el USS New York, la nave de transporte construida con acero de las Torres Gemelas, la tradición se completa.
Doub explicó que una vez que reciban el permiso para continuar el proceso de conservación la madera será sumergida en una sustancia química de uso corriente que irá sustituyendo el agua en la estructura celular de la madera. Los maderos serán después congelados y después aspirados en seco, transformando la madera y haciendo más fácil para los científicos estudiarlo sin dañar los restos.

La LMDC aún no ha anunciado su decisión sobre el futuro del barco, pero los investigadores confían en tener más respuestas sobre la historia de la nave a principios del año próximo una vez que hayan tenido más tiempo para analizar la data y posiblemente hasta un nombre.

Kevin J. Eckelbarger, del Darling Marine Center en Maine, ha proporcionado una pista. Gran parte de la madera del barco fue consumida por el Lyrodus pedicellatus, un minúsculo crustáceo que vive normalmente en aguas cálidas.

Mientras tanto los investigadores se encuentran divididos sobre los últimos momentos de vida del barco. Fue destruido por una plaga? arrastrado a la costa y abandonado o se hundió por sí mismo?

 

 

 

  La tienda en línea de Azull y Amazon.com ¡¡ más de 1000 productos que marcarán un estilo de vida diferente !!
  The on-line store of Azull and Amazon.com ¡¡ more than 1000 products that will mark a different lifestyle !!

TE GUSTA LA PUBLICACION, RECOMIENDALA A TUS AMISTADES Y AMIGOS

YOU LIKE THIS PUBLICATION, RECOMMEND IT TO YOUR FRIENDSHIPS AND FRIENDS

Subir

Empresa ESR

Leyenda

Planeta Ecológico
  Contactanos en: fcoaguilerag@azull.com ó eloceanodelainformacion@azull.com