El Océano de la Información
 
 
  

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

 

 
     

Siete Pecados Capitales

de click en la imágen o en el nombre para más información

 
ENVIDIA

Definición del diccionario de la real academia española:

Del latín invidia.

1. Tristeza o pesar del bien ajeno.
2. Emulación, deseo de algo que no se posee.

Sinónimos de envidia son rivalidad o aborrecimiento.

Envidia

Es un pecado que siempre se comete ya que casi todo el mundo hecha de menos siempre alguna cosa que los demás tienen y tu no, puedes tener envidia por ejemplo del dinero que tiene una persona, la fama o de una forma menos importante el físico de una persona. A veces a causa de la envidia se comenten actos como podría ser insultarle a intentar fastidiar a aquella persona a la que tienes envidia, ponerle verde cuando esa persona no este etc

1. Cómo prevenir la envidia
2. Aprender a afrontar el éxito y el fracaso
3. Envidia, individualismo competitivo y cooperación
4. Bibliografía
5. Poema anónimo.
6. Frases celebres

Uno de los problemas emocionales más frecuentes, la envidia suele definirse como la tristeza por el bien ajeno; un sentimiento desagradable que se produce al percibir en otro algo que se desea y que dificulta el desarrollo del que lo sufre y sus relaciones con los demás.

Se mezclan emociones de naturaleza contradictoria, como por ejemplo, el deseo de tener lo que otro tiene, la admiración por lo que otro ha conseguido, el dolor por no tenerlo, la indignación por considerar injusta la diferencia que se observa o la incertidumbre por no entender a qué se deben las diferencias que producen la envidia.

La envidia se produce como consecuencia de dos tendencias que llevan al individuo a desear lo que no tiene y a compararse con los demás.

La naturaleza destructiva de la envidia, que permite diferenciarla de la envidia sana, se refleja en que la primera origina malestar emocional; sentimiento que en lugar de ayudarle a conseguir lo que envidia, se lo dificulta.

El envidioso es incapaz de ponerse en el lugar del envidiado, para poder comprender su situación, o de sentir empatía hacia él.

¿Qué significa sentir empatía hacia alguien? Significa sentir lo que siente el otro. Y es la base de la comprensión y de la solidaridad.

La envidia origina una serie de reacciones negativas que pueden hacer que el envidioso se aísle de los demás o tenga serias dificultades para relacionarse adecuadamente con ellos.

La envidia se produce casi siempre hacia personas muy cercanas.

Entre los valores más envidiados suelen encontrarse el prestigio, el reconocimiento, el estatus ocupacional, el dinero, el poder o los símbolos y las posesiones materiales.

Para que en lugar de producirse envidia surja admiración, es necesario que las cualidades que se observan en el otro no representen una amenaza para la propia valoración.

En los ambientes en los que existe una fuerte tendencia a evaluar el rendimiento de forma individualista y competitiva hay más riesgo de suscitar envidia.

Inicio

  Envidia
1. CÓMO PREVENIR LA ENVIDIA
Envidia

•La envidia es consecuencia de dos procesos psicológicos necesarios para el desarrollo de los seres humanos: el deseo y la comparación. Para prevenir la envidia no se pueden suprimir dichos procesos, sino que deben controlarse sus efectos.

•Para que los dos procesos mencionados produzcan una envidia sana, conviene desarrollar habilidades que ayuden a comprender lo que se siente y por qué se siente; convertir el malestar emocional producido por la envidia en un motor para conseguir lo que uno desea tener, y controlar la hostilidad que dicha situación puede generar, evitando que deteriore las relaciones con los demás.

•La envidia es incompatible con la empatía, que desempeña un papel importante en el desarrollo de la comprensión de uno mismo y de los otros. Para prevenir la envidia es importante tratar de estimular la empatía y, a través de ella, la capacidad para ponerse en el lugar del otro.

•La envidia se produce siempre en situaciones que son vividas como una amenaza. Por eso, para prevenirla es preciso favorecer la confianza básica en uno mismo y en los demás, desarrollar expectativas y modelos positivos sobre las relaciones sociales, y adquirir habilidades para responder a la tensión emocional. Características que comienzan a desarrollarse desde la primera infancia.

•Uno de los mejores remedios contra la envidia es aprender a afrontar dichas situaciones con optimismo, centrando la atención en los aspectos positivos de la realidad.

•La envidia se produce casi siempre hacia personas que ocupan posiciones próximas, en relaciones que se esperan de igualdad, pero que se convierten en relaciones de desigualdad (asimétricas), en las que se ocupa una posición inferior que no se acepta. Por eso, para prevenir la envidia es preciso establecer desde la infancia relaciones adecuadas con los iguales.

•Para prevenir la envidia se debe aprender a relativizar las diferencias sociales y adquirir habilidades para elegir adecuadamente con quién, cómo y cuándo compararse, para evitar que dicha comparación tenga un efecto destructivo.

Inicio

 
Envidia
2. APRENDER A AFRONTAR EL ÉXITO Y EL FRACASO
Envidia

La envidia se produce con frecuencia en situaciones en las que se compara el propio éxito o fracaso con el que obtienen los iguales.

Para prevenir la envidia y mejorar la capacidad de adaptación conviene aprender a valorar con precisión la propia competencia, sin infravalorarse ni sobrevalorarse.

Conviene aprender a definir los fracasos como dificultades a resolver, analizando qué se puede cambiar para mejorar los resultados obtenidos y aprendiendo a valorar cualquier progreso por pequeño que sea.

El optimismo puede ayudar a prevenir importantes problemas emocionales.

Inicio

 
Envidia
3. ENVIDIA, INDIVIDUALISMO COMPETITIVO Y COOPERACIÓN
Envidia

Aprender a colaborar, a dar y pedir ayuda, es un medio eficaz de adquirir habilidades para resolver los conflictos que suelen originar envidia.

La conducta de ayuda tiene consecuencias psicológicas muy positivas para la persona que la emite, y puede contribuir a prevenir la envidia.

•Podemos aprender a plantearnos objetivos realistas de aprendizaje, a poner en marcha acciones adecuadas para alcanzarlos, y a esforzarnos por superar los obstáculos que encontremos, para, así, obtener el éxito y reconocimiento que necesitamos.

•Una de las mejores protecciones contra la envidia es el optimismo aprendido, acostumbrarse a centrar la atención en los aspectos más positivos de la realidad, pero sin dejar de percibirla con precisión.

•Una experiencia continua y absoluta de éxito también puede ser perjudicial, pues priva al individuo de defensas con las que poder afrontar el primer fracaso cuando éste se produzca. Para prevenir la envidia y favorecer la capacidad de adaptación a dichas situaciones hay que enseñar a relativizar también el éxito.

•Par prevenir la envidia es preciso enseñar dos importantes habilidades: la comparación con uno mismo, que permite adquirir el sentido de progreso personal; y la comparación con múltiples grupos de referencia, pero especialmente con aquellos de rendimiento similar al propio, con los que es posible obtener cualquier resultado.

Para comentar o poner en práctica algunas de las sugerencias arriba mencionadas puedes acudir a:

Inicio


4. BIBLIOGRAFÍA

  •  Alberobi, F. Los envidiosos. Gedisa, Barcelona, 1991.
  •  Castilla del Pino, C. (Compilador). La envidia. Alianza Universidad, Madrid, 1994.
  •  Díaz-Aguado M.J. Todos iguales, todos diferentes. Volumen II: Programas para favorecer la integración escolar, ONCE. Madrid, 1994.
  • Dunn, J. Relaciones entre hermanos. Morata. Madrid, 1986.
  • Erickson, E. Identidad, juventud y crisis. Paidós, Buenos Aires, 1971.
  • Goleman, D. Inteligencia emocional. Kairós, Barcelona, 1995.
5. POEMA ANÓNIMO  

Envidia de ella y de sus labios
Que reciben los besos que no me has dado.

De sus ojos cual centellantes luceros
Que son luz cuando los tuyos le dicen “Te Quiero”.

De su sueño profundo y sereno,
Porque al despertar serás a quien vea primero.

De su piel suave y tibia.

Donde descansan tus caricias.

Envidia

De su aura colorida,
Que irradia el matiz que le inyectas a su vida.

De su caminar pausado.

Sabiendo que llegará a tú lado.

De su noche obscura, donde tú eres luna.

De su corazón satisfecho, alimentado por tus besos.

Envidia de ella por ser a quien amas.

Del calor que le infundes a su cama.

 

Del deseo ardiente en cada latido,
Que tú satisfaces en un suspiro.

Envidia de ella por tener,
Por ser elegida por la suerte,
Que la puso en tú camino,
Coligada con el destino.

Tengo envidia de ella por poseerte.

Por ser dueña de tu amor.

Ese amor con el que sueño,
Y del cual nunca seré dueña.

Envidia de ella y del amor que le das.

Envidia por lo que no te pude dar.

Anonimo.

6. Frases celebres:

La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.

Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán.

La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.

Francisco de Quevedo (1580-1645) Escritor español.

Castiga a los que tienen envidia haciéndoles bien.

Proverbio árabe

¿Qué es un envidioso? Un ingrato que detesta la luz que le alumbra y le calienta.

Victor Hugo (1802-1885) Novelista francés.

La envidia es causada por ver a otro gozar de lo que deseamos; los celos, por ver a otro poseer lo que quisiéramos poseer nosotros.

Diógenes Laercio (S. III AC-?) Historiador griego.

La envidia es una declaración de inferioridad.

Napoleón I (1769-1821) Napoleón Bonaparte. Emperador francés.

Si hubiera un solo hombre inmortal sería asesinado por los envidiosos.

Chumy Chúmez (1927-2003) Humorista gráfico y escritor español.

Nuestra envidia dura siempre más que la dicha de aquellos que envidiamos.

François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.

La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.

Miguel de Unamuno (1864-1936) Filósofo y escritor español.

El silencio del envidioso está lleno de ruidos.

Khalil Gibran (1883-1931) Ensayista, novelista y poeta libanés.

 
  La tienda en línea de Azull y Amazon.com ¡¡ más de 1000 productos que marcarán un estilo de vida diferente !!
  The on-line store of Azull and Amazon.com ¡¡ more than 1000 products that will mark a different lifestyle !!

TE GUSTA LA PUBLICACION, RECOMIENDALA A TUS AMISTADES Y AMIGOS

YOU LIKE THIS PUBLICATION, RECOMMEND IT TO YOUR FRIENDSHIPS AND FRIENDS

 

Inicio

Empresa ESR

Leyenda

Planeta Ecológico
  Contactanos en: fcoaguilerag@azull.com ó eloceanodelainformacion@azull.com  
 

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario