El Océano de la Información
 
 
  

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

 

 
     

Siete Pecados Capitales

de click en la imágen o en el nombre para más información

 
   
       
 

Definición del diccionario de la real academia española:

Del latín luxuria.

1. Vicio consistente en el uso ilícito o en el apetito desordenado de los deleites carnales.

Sinónimos de lujuria son lascivia, carnalidad o libertinaje

LUJURIA
Lujuria
Gula

El pecado de la lujuria no es otro que tener pensamientos “impuros” o cometer actos carnales con prostitutas este tipo de actos además de ser ilegales son fuente de enfermedades graves como el SIDA. Creo que la iglesia no permite que halla relaciones sexuales con la pareja antes del matrimonio y es algo que no lo veo lógico ya que el acto sexual entre dos personas se hace porque se quieren y da lo mismo si es antes o después del matrimonio aunque respeto a las personas que quieren que esto sea así.

Hay personas adictas al sexo y no pueden evitarlo, tienen en su poder la posibilidad de tener pornografía, e incluso la posibilidad de estar con una prostituta. Hay casos graves como los pederastas que la única solución es encerrarles en la cárcel toda su vida y evitar que sigan cometiendo estos delitos.

Uno de los mayores deseos en que incurre la Lujuria (o que le da más placer) es el deseo de Poder. Hay que entender que el Ego y todas las subpersonalidades surgen en gran parte para establecer una sensación de seguridad en un mundo en el que nada es seguro, y sentir que tenemos Poder nos da seguridad; la seguridad de la Envidia viene del hecho de que sentimos que de algún modo merecemos más, nos merecemos amarnos y eso da seguridad, y la Ira nos hace pensar en la seguridad de que en algún punto de uno mismo nosotros estamos siendo perjudicados por un conflicto y tenemos razón en que aquello está mal y debe solucionarse; con la Lujuria sucede igual, por lo que el deseo de Poder acompañará a todos los demás deseos. El problema de la Lujuria está en que nos da una visión deformada del Poder y, en vez de decantarnos por dominarnos a nosotros mismos y trabajar nuestra fuerza interior, acabamos tratando de dominar a los demás. Y haremos cualquier cosa para conseguirlo. La Lujuria es tremendamente Manipulativa. Nos engaña a nosotros para seguir deseando y nos persuade de ejercer el control en los demás.

El sexo es un poderoso vehículo muy elevado, espiritual, que se diseñó para recordar el momento de la Creación, y despierta las mismas fuerzas primarias creadoras. Una energía tan potente es como un faro enorme de luz. Movida por la Lujuria, esta luz se distorsiona y atrae entes de energía igualmente perturbada. El Amor, sin embargo, supone una entrada de la energía más elevada, y hace que la relación entre dos personas tan sólo atraiga bendiciones, estén protegidos y evita la distorsión energética. Esto es importante: no es malo el sexo, pero lo que hacemos con él puede perjudicarnos o beneficiarnos, puede cambiarnos para siempre. Un lujurioso que lleve hasta el extremo su Lujuria ni siquiera podrá tener una relación sexual placentera porque todo le sabrá a poco.

Flor de Back Holly

La Lujuria es un pecado atractivo por naturaleza, siempre tiene algo que ofrecernos y nos invita a la marcha y a la diversión. Así es como nos atrapa y como consigue gente para ser manipulada. Por ello es utilizada frecuentemente para vender. La publicidad suele ser manipuladora y tiene como objetivo crear en nosotros un deseo para que lo persigamos y acabemos comprando el producto. Al mismo tiempo, se aprovecha también de la Gula, de las necesidades reales de la gente, como veremos más adelante. La Lujuria es la causa de que a muchos les guste “pecar”, y sus compañeros son: la Impaciencia, la Frustración Oculta, la Hipocresía, la Mentira, la Imposición, la Amenaza y la Extorsión; las dos últimas las hemos visto ejemplificadas poco antes. Su color asociado es el Naranja-Rojizo. Es comprensible que muchos lo asocien al rojo por la pasión, pero hay que recordar que la Lujuria no es cosa de sexo ni de pasión, sino de deseo, y el naranja rojizo es un color que suele crear deseo y apetito.

Al principio se exponía que la Lujuria en el fondo indica nuestra necesidad esencial de seguir a la Luz. La Virtud Capital que invoca este camino es la Castidad. “Castidad” viene del latín “castos” que significa puro, virginal (limpio de pecado) y honesto. Castidad significa rectitud, sinceridad e inocencia. Rectitud con el desear (que su cumplimiento sea un paso adelante en el camino de nuestra alma, no un paso de retorno al mismo deseo), Sinceridad con uno mismo, con los demás y con nuestra actitud, e Inocencia como la de un niño. La Castidad reproduce bondad y vida en vez de deseo y dominación. No tiene nada que ver con tener o no tener sexo, es una actitud espiritual, no carnal (se puede ser casto y sexualmente activo).

La Castidad es una virtud que nos purifica y nos eleva. Practicar la Castidad es ejercer una forma de Poder que jamás se alcanza con la dominación, pero exige fortaleza espiritual. Quiere decir que es más fácil caer de nuevo en el engaño de la Lujuria que en ser sinceros con nosotros mismos, que es una parte de lo que se pide para romper el círculo de un deseo viciado. El siguiente paso a dar es recuperar el mensaje original de “Seguir a la Luz” y, puestos a reproducirse, engendremos más virtudes y repartámoslas por el mundo para que luego ellas se reproduzcan y hayan muchas más. Para ello se requiere Querer este camino virtuoso y tener Osadía.

La Castidad da lugar a: Virtuosidad, Verdad, Honestidad, Bondad, Valor, Dominio Personal, Rectitud, Superación, Nobleza, Madurez, Mansedumbre, Responsabilidad y Libertad. Lo último no significa que sin Castidad no haya Libre Albedrío; éste lo tenemos por Ley, pero la Lujuria al ser esclavizante limita nuestra libertad y la Castidad la amplía. A parte de este inciso, podemos comprobar que la Castidad ofrece aspectos comunes con la Paciencia: igual que Ira y Lujuria están conectadas y ungidas de Soberbia, la Paciencia y la Castidad tienen un vínculo entre sí y se encuentran muy cerca de la Humildad. Hay siempre un paralelismo entre lo que sucede con los Pecados Capitales y lo que sucede con las Virtudes Capitales.

Lujuria

Espectáculo pornográfico anunciado a la entrada de un sex shop

Pornografía

El término pornografía procede del griego: πορνογραφíα (porne es "prostituta" y grafía, "descripción", es decir, "descripción de una prostituta"). Por tanto, en sentido estricto designa la descripción de las prostitutas y, por extensión, de las actividades propias de su trabajo. Hay que decir, sin embargo, que el término es de aparición muy reciente, pues en la Antigua Grecia nunca se usó la palabra "pornografía". Modernamente se entiende por pornografía todos aquellos materiales, imágenes o reproducciones que representan actos sexuales con el fin de provocar la excitación sexual del receptor. Desde la década de 1970, las películas y fotografías con dicho contenido sexual explícito recibían la clasificación X, para diferenciarlas de las de erotismo más suave (S).

Lujuria

 

 

Lujuria

 

 

Lujuria

La pornografía siempre a sido un tema polémico, y no es para menos ya que trata sobre un tema aterrador: sexo, sexo y mas sexo. Sexo descarnado, sexo sin amor, sexo sin historias rosas. Penes y vaginas mostrados de manera explícita, sin mosaicos, sin cintillos negros, ni moralejas pastorales. Y como es de esperarse en una sociedad con siglos de sexualidad reprimida y condenada, es lógico que la pornografía o “la porno”, como se conoce popularmente, aparezca como la más baja de las creaciones humanas.

Pero sin escusas, quien no ha visto una buena porno ya sea a propósito, por casualidad, por presión de la mancha, cultura general, ver si a cambiado como se hace la cosa, etc.

Y también resaltar que solo las pornos son para hombres por que esa mentira ya esta bien pasada.

El tema de la pornografía no es algo resiente, ya en la antigua Grecia o acá en el mismo Perú con lo huacos eróticos se mostraban senos y vaginas como símbolo de fertilidad.

Aunque el porno propiamente dicho sale con el auge de los adelantos audio visuales alcanzando un gran auge en los años 70 con clásicos como Garganta Profunda o Taboo hasta llegar a la actualidad con la modalidad de porno casero.

Desde el punto de los consumidores (en el cual evidentemente estoy incluido) las motivaciones son muchas: curiosidad, ocio, masturbación, casualidad, aprendizaje, etc.

En este tema hay muchos matices y sombras lo primero tendríamos que definir que es y que no es porno.

Por ejemplo para mucha gente moralista, grupos radicales y conservadores cristianos muchas películas o esas escenas tan cutres de telenovelas mexicanas tienen contenido pornográficas (no me creen pues revisen sus Atalayas). Y seguro para muchos musulmanes La Sirenita y las minifaldas de Lucecita serían considerados pornográficos.

Si hay muchos definiciones de que es porno y muchas de ellas son relativas teniendo por general gran dosis de prejuicio. Por ejemplo el programa de Ricardo Badani en Canal 9 lo consideraron de pornográfico.

Lo principal es romper el mito de que las personas que ven porno son gente enferma y pecaminosa que van a entrar en el infierno si entran a ver, por ejemplo, Cholotube o Porntube o lo que sea. No importa lo que diga el cardenal, el cura de la esquina, tu pastor ni ese hombre de traje que habla extraño (semiportugués) en las noches en canal 5. Si quieres disfrutar de una buena porno hazlo con comodidad y sin remordimiento.

Algo a resaltar es lo que nos vende las porno y eso es la fantasía. Deseos que fluyen desde el inconsciente de nuestra sociedad y que ven la luz en los gemidos de una rubia empleada voluptuosa o en los tríos, cuartetos o sodomías.

El otro buen punto es esa naturaleza humana en la cual resalta, el fisgón que todos llevamos dentro y que nos llevó a crear el cine, y con una pantalla logramos saciar ese afán de ver la intimidad de terceros, en una sala, en la calle, en el baño y desde luego, en la cama.

Y por ultimo hay que hacer eco en que existe gente obsesiva e inmadura pero eso no desvirtúa el consumo de este material. Como se diría también existe gente adicta al trabajo o a bailar no por eso deja de ser bueno. Y como todo en la vida siempre algo en exceso llega a ser malo.

Para terminar no tenemos que olvidar que el hecho de ser humanos nos hace fantasear, potenciar y disfrutar de nuestra sexualidad.

“El que este libre de las porno que tire la primera paja."

por Ryujiin kikescribe

Lujuria

Pederastria

Los deseos sexuales hacia adolescentes son comunes en adultos con orientación heterosexual u homosexual. Sólo cuando esa atracción es exclusiva se le puede llamar efebofilia. Debe hacerse notar que, a diferencia de la pedofilia, la efebofilia jamás ha sido vista como patológica por los psicólogos y psiquiatras. De hecho, es considerada la norma en algunas sociedades en las cuales las adolescentes se suelen casar con hombres adultos. Sin embargo, suelen existir leyes que penalizan las relaciones sexuales entre adultos y adolescentes por debajo de una edad determinada que varía de país en país (la edad de consentimiento sexual).

Lujuria

Lujuria

Los casos de pederastria se dan por igual hacia niños que niñas y suelen ser cometidos por personas cercanas a estos (padres, tíos, entrenadores, cuidadores, profesores, sacerdotes, etc.). Los pederastas, ya sean católicos, protestantes o ateos se escudan en el poder que ejercen sobre las niñas y generalmente lo hacen de forma continuada, amenazando a la víctima con contarlo a sus progenitores. Si un pederasta es descubierto, SIEMPRE, es definido por sus conocidos como "quién lo iba a decir de X; él o ella que es una persona ejemplar conocida por todos por su rectitud, bla, bla, bla) Se te ha visto tu plumero homófobo. Los GAYS Y LESBIANAS no son pederastras en potencia. Son personas que aman a otras personas de su mismo género. Los casos de pederastria de un hombre hacia un niño, suelen darse en personas con una fuerte represión, ya sean porque están casados o porque ejercen una profesión que les impide el desarrollo de una actividad sexual normal, como es el caso de los sacerdotes. Con este no quiero decir que todos los sacerdotes sean pederastras, no hay que generalizar. Pederastras los hay en todos los sectores de la sociedad, desde políticos de cualquier signo hasta taxistas, pasando por nobles ( DUQUE DE FERIA, pederastra condenado en firme por abusar de NIÑAS ) Creo también que se exagera cuando se habla de pederastria entre el clero. Supongo que habrá el mismo porcentaje que en cualquier otra profesión, pero con una diferencia. Si un economista es descubierto en un caso de pedarastria, el COLEGIO OFICIAL DE ECONOMISTAS , no va a salir en defensa de ese ser abominable. Sin embargo, la Jerarquía Católica norteamericana si que ha tratado de tapar los escándalos sexuales de algunos sacerdotes ( pocos, tal vez el 0,00001 % )

Lujuria

Lujuria

Lujuria

Prostitución

Terminologia y antecedentes históricos

El termino prostitución viene del latín "prostituire" que literalmente significa estar expuesto a las miradas del público, estar en venta, traficar con el cuerpo.
El termino ramera tiene su origen en los adornos colocados en una rama de árbol que se instalaba en el frontis de las casas donde se ejercía la prostitución
La prostitución es la actividad a la que se dedica la persona que mantiene relaciones sexuales con otra a cambio de dinero.
El origen de la prostitución se encuentra en las sociedades primitivas donde era costumbre ofrecer a la esposa, a la hija o sirvienta al huésped en señal de estima.
En la prostitución sagrada, religiosa o ritual, se ofrecían a las jóvenes vírgenes más hermosas a los dioses en señal de estima.
El origen de la prostitución sagrada está ligado a ritos de la fertilidad muy frecuentes en el antiguo Oriente.
Originalmente la prostitución sagrada se encuentra en Babilonia, cercano el tercer milenio a.J.C. como una de las formas de culto a Ishtar
En el gran templo de Ishtar en Babilonia, el E-ana, cercano al Gran Esagifa, moraban las sacerdotisas que se dedican al servicio de la diosa, es decir a efectuar actos de fornicación con los que pagan el precio del rito que se ingresa en la caja del Templo
Del principio del II milenio hay placas de terracota cocida que representan escenas de actividades sexuales y otros que representan órganos genitales femeninos y masculinos, usados probablemente como amuletos.
El primer escritor que describe el sexo ritual o la prostitución ritual es Heródoto en el siglo V a.J.C. , en sus "Historias" cuando describe el centro religioso de la gran ciudad de Babilonia, ya venida a menos y anota las costumbres poco usuales para un griego. Luciano en el siglo II, a.J.C., también describe el mismo rito, pero esta vez en la ciudad de Biblos en el Líbano, en un templo de Astarté.

   

Subir

  La tienda en línea de Azull y Amazon.com ¡¡ más de 1000 productos que marcarán un estilo de vida diferente !!
  The on-line store of Azull and Amazon.com ¡¡ more than 1000 products that will mark a different lifestyle !!

TE GUSTA LA PUBLICACION, RECOMIENDALA A TUS AMISTADES Y AMIGOS

YOU LIKE THIS PUBLICATION, RECOMMEND IT TO YOUR FRIENDSHIPS AND FRIENDS

 

Empresa ESR

Leyenda

Planeta Ecológico
  Contactanos en: fcoaguilerag@azull.com ó eloceanodelainformacion@azull.com  
 

Espacio Publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario